Entrada destacada

Sonrió chofer de Cabify a la camara del motel tras asesinar a #MaraCastilla

‘Putin tendió una trampa y Trump cayó en ella’, dice Casa Blanca

La directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Jen Psaki, cree que los rusos jugaron con el presidente de EE.UU., Donald Trump, y él lo permitió.


En un artículo publicado el viernes por la CNN, Psaki se refiere a la reunión entre Trump y su par ruso, Vladimir Putin, al margen de la Cumbre del G20 en Hamburgo (Alemania) y al respecto asegura que EE.UU. debía tener cierta ventaja frente a Rusia, pero este no fue el caso.

A continuación, explica las razones por las que Trump debería aventajar a Putin: las sanciones antirrusas a raíz de la crisis ucraniana y la reintegración de Crimea, así como la presunta intervención rusa en las pasadas elecciones estadounidenses.

En cuanto a las razones por las que el encuentro no se produjo como debería haber sido, la exportavoz del Departamento estadounidense de Estado explicó que “los rusos son hábiles manipuladores públicos”, con mucha experiencia, como el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

“Las habilidades diplomáticas de Putin pueden ser menos, pero él entiende el arte de la presentación y cómo tender una trampa. Y tender una trampa es exactamente lo que acaba de hacer”, escribe Psaki en su artículo.

De igual modo, manifiesta que los rusos informaron a su contraparte que su agenda durante la reunión Putin-Trump consistía en reparar públicamente las relaciones bilaterales, obtener una mejor comprensión de la política de EE.UU. y discutir preocupaciones conjuntas sobre el terrorismo; y las autoridades rusas lo consiguieron todo, conforme a Psaki.

A su juicio, la previsión del Kremlin mantuvo las expectativas bajas y dejó en claro que simplemente no habría tiempo suficiente para hablar sobre Ucrania, pero —agrega— la Casa Blanca no tenía ningún tipo de agenda para el encuentro.

En este sentido, hace alusión a las declaraciones del consejero presidencial estadounidense de Seguridad Nacional, H. R. McMaster, antes del viaje del presidente estadounidense a Hamburgo, quien dejó en claro que no hubo “ninguna agenda específica” para el encuentro con Putin, agregando que “realmente va a ser lo que el presidente quiera hablar”.

Sobre la presunta injerencia rusa en los comicios norteamericanos, Psaki recuerda que inmediatamente después de la reunión, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, dijo a la prensa que Trump le preguntó en varias ocasiones a su homólogo ruso si el Kremlin había tenido algo que ver en los resultados electorales, tema que Putin negó e incluso pidió pruebas que sustentaran tal acusación.

“Los principales servicios de Inteligencia estadounidenses, republicanos y demócratas en el Congreso y muchos miembros de su propia Administración creen que los rusos intervinieron en las elecciones estadounidenses del año pasado. Pero una simple garantía del presidente Putin lo anula todo. A usted no se le concede una gran cantidad de oportunidades para presionar en diplomacia. Y después de que haya dejado cao a su adversario, usted no puede aplicar esa presión otra vez. En lo que respecta a los rusos, el caso público está cerrado”.

Comentarios