16 años de prisión a joven que tuvo parto espontaneo en Liverpool, la acusaron de ser “peor que una perra”

El pasado 17 de febrero del 2015, Dafne MacPherson Veloz, empleada de Liverpool, tuvo un parto fortuito en los baños de mujeres de la tienda departamental en la ciudad de Querétaro.


El parto ocurrió cuando Dafne regresaba de su hora de comida a las 17:30, minutos después comenzó a sentir dolores muy fuertes en el vientre por lo que llamó a la enfermera de Liverpool, sin recibir respuesta alguna, enseguida se dirigió al baño y antes de poder sentarse sintió como se desangraba y caía algo de su cuerpo, al mirar se percató que era una bebé.

Inmediatamente Dafne tuvo mareos muy fuertes y perdió el conocimiento cuando despertó se encontraba aterrada y sin saber el tiempo que había transcurrido desmayada, ya que al padecer hipotiroidismo y obesidad, nunca supo que estaba embarazada e incluso al acudir a los servicios médicos del propio Liverpool y del IMSS meses antes de parir, no le informaron su condición de embarazo.
En los baños de la tienda en el piso Dafne fue auxiliada por la enfermera adscrita al servicio médico de Liverpool y por otros paramédicos particulares que brindan servicio a la empresa, sin embargo, dadas las condiciones en las que había parido y las condiciones de salud de su hija recién nacida ambas requerían de servicios especializados de salud y atención inmediata de urgencia obstétrica.

A pesar de que la vida de Dafne y de su hija estaba en riesgo, el personal de Liverpool negó el acceso a los servicios especializados de salud y retardando el traslado de ambas a un hospital por casi 2 horas, Dafne tuvo su parto fortuito a las 17:30 hrs y fue ingresada a un hospital hasta las 19:50 horas.

Desde que era trasladada al hospital, Dafne fue acompañada de una policía por que la responsabilizaban de las muerte de su hija que había nacido en condiciones muy complicadas en los baños de la tienda, una vez en el hospital fue acusada por el Ministerio Público de la Procuraduría de Querétaro de su hija, le notificaron que podrían irse del hospital por ese momento pero que la seguirían investigando por el delito de “homicidio”.

Casi 3 meses después, Dafne fue detenida por elementos de la policía, en cumplimiento de una orden de aprehensión solicitada por el Ministerio Público por el delito de “homicidio calificado” en contra de sus propia hija recién nacida, en la acusación en su contra la fiscalía la acusó de no haber actuado “con su instinto de madre” y de tener una conducta “peor que una perra”.

El Ministerio Público la acuso no por que hubiese cometido algún delito, sino porque utilizando estereotipos de género y prejuicios morales, la consideró responsable de un delito que nunca cometió.

Dafne fue sentenciada a 16 años de cárcel, de los cuales lleva 2 años presa pues el juicio seguido en su contra estuvo plagado de omisiones, de prejuicios y de violaciones a los derechos humanos y del debido proceso legal.

Organizaciones de derechos humanos han lanzado la campaña #DafneLibreYa y #LiverpoolTeParteLaVida para exigir su libertad inmediatamente. Actualmente el Tribunal Colegiado en materia Penal de Querétaro discuten un amparo interpuesto por la defensa de Dafne con el cuál se evidencian todas las violaciones cometidas en su contra y evidencian el uso de estereotipos de género para mantener en la cárcel a Dafne por un delito que nunca cometió.

Firma la petición aquí

0 comentarios: