Soriana no reconoce ofertas de 10 pesos las pantallas en el Buen Fin (VIDEO)


Todo comenzó cuando un cliente, llegó al centro comercial Soriana ubicado en la avenida Tecnológico y observó que el precio de los productos ofertados estaban mal etiquetados, porque en lugar de separar con coma los números, tenía un punto y en lugar de indicar 10 mil 999 pesos eran 10.99 pesos.

Otros clientes que estaban de compras, escucharon el reclamo del comprador y al notar el error comenzaron a llenar los carritos de pantallas, algunos de ellos llevaban 6, 10 y hasta 30 pantallas de diferentes pulgadas.

La noticia comenzó a regarse por las redes sociales y cientos de ciudadanos comenzaron a llegar a Soriana para aprovechar el error en los precios, porque no solo fue en pantallas, también refrigeradores a 3.00 pesos en lugar de 3,000, estufas a 4.00 pesos.

Los empleados de la tienda comenzaron de inmediato a quitar los precios de los mostradores, porque todos estaban mal escritos. Quienes llegaron primero llamaron a PROFECO para exigir el respetaran el precio y le tomaron foto a la pantalla y el precio para exigir sus derechos.

Sin embargo la misma gente comenzó a enviar las fotos por WhatsApp a todos sus conocidos y de ser seis los quejoso aumentó a 200 personas las que querían su pantalla en el precio irrisorio.
Fue tanta la euforia que empezaron a arrebatarse las pantallas entre los clientes que llegaban y fue necesaria la presencia de la Policía Municipal para poner orden en la tienda. Las puertas fueron cerradas para evitar el ingreso de más clientes y comenzaron a golpear las puertas de cristal para ingresar.

La delegada de PROFECO, Lluvia Velázquez Chávez,  arribó a la tienda para tratar de conciliar entre los compradores y el gerente de la tienda, sin embargo el encargado señalaba que no podían vender las pantallas a esos precios y solo ofrecía un 20% de descuento.

El alegato de la delegada era en torno a respetar el precio de 10.99 pesos a las primeras personas que denunciaron ante la dependencia federal, sin embargo solamente recibió una negativa de gerencia.

Al no llegar a un acuerdo, la delegada informó que procedería a clausurar el lugar e inmovilizar los productos en disputa y finalmente poner una multa que podrí alcanzar hasta los 4 millones de pesos.
Además llegaron elementos de Protección Civil, porque los clientes intentaron salir con lo productos sin pagarlos, alegando que estaban en su derecho por el error en el precio.

La delegada voceó en el lugar para pedir a los inconformes que dejen las pantallas en su lugar, porque los mismos clientes en su afán de resguardarla para que no la ganaran se refugiaron en todos los departamentos y de esa forma era imposible colocar el sello de suspensión en el producto para evitar su venta hasta que resolvieran la situación.

0 comentarios: