Escándalo en las redes sociales por ‘reto del pasesito’ de cocaína
Aunque hay quienes aseguran que provienen de un celular que fue robado, existen tres videos donde algunas jóvenes que participan en un reto que consiste en grabarse mientras se inhala una dosis de cocaína. El hecho ha generado una gran controversia en las redes sociales

Tras el éxito del llamado “reto de la cubeta de hielo” la nueva moda entre algunos jóvenes es “nominar” a sus amigos para que participen en el llamado “Reto del Pasesito”, que es grabar un video inhalando una dosis de cocaína.

Esta nueva moda, que ha provocado una gran controversia entre los usuarios de las redes sociales, se conoció después de la publicación de un video de una chica quien no dice su nombre, pero asegura que está cumpliendo con el reto que hizo alguien llamado Beatriz Casasola.

“Hola amigos, me retó Beatriz Casasola. Yo quiero retar a Kenka, el Diego Escalante, Paulina Romaní y Roberto”, dice la joven en un video, en el que primero muestra una bolsita de plástico con un polvo blanco que segundos después inhala por su nariz.

Hay quienes aseguran que el video no fue publicado en ninguna red social, sino que proviene de un celular robado y, de ahí, subido ilegalmente a la red.

Incluso se dice que esta no es una moda pública, sino algo privado que alguien subió a las redes sociales con mala intención.
Sin embargo esta no es la única grabación que está circulando de este reto, pues existen otros dos donde aparecen a otras jóvenes distintas participando en esta actividad.

En el primero, una chica quien no dice su nombre ni “reta” a nadie más, inhala una dosis de cocaína y solo acierta a decir: “no está fácil”.

En la otra grabación, de apenas unos segundos de duración, otra muchacha “reta” a tres de sus amigos para, posteriormente, inhalar una dosis de cocaína.

“Buenas noches, hoy los voy a retar al Reto del Pasesito. Quisiera retar a Elías Escala Martínez, Alfonso Rodríguez Nava y a Bernardina de la Garza Reyna”, dice en la grabación para, después de inhalar la droga, brindar con un “salud”.

La aparición de estas grabaciones ha provocado una gran controversia en las redes sociales, donde se condena a las chicas participantes en estos videos, mismas que son identificadas como integrantes de la clase alta mexicana.