Niña que corrigió a  Aurelio Nuño, le preocupa la ignorancia de Peña Nieto
Andrea considera que Aurelio Nuño Mayer, Secretario de Educación, debería “hablar bien y ampliar su vocabulario”. También dice que lo corrigió porque “yo he leído muchos libros y sé que leer se pronuncia así”. Admira a sus maestros y a sus padres y les agradece todo lo que ha aprendido. Le preocupa, sin embargo, “que nuestro Presidente no sepa tanto”. Y, de plano, la frase que Peña Nieto usó en el marco de su Cuarto Informe de Gobierno (“Lo bueno casi no se cuenta pero cuenta mucho”) no le gusta, “Esa frase es una poquito ridícula. Porque lo bueno no se debe contar, se debería ver”, afirma en entrevista para SinEmbargo. 


Andrea L., en medio de la cascada de malas noticias, se convirtió, ayer, en un fenómeno viral cuando corrigió al Secretario de Educación su incorrecta pronunciación de "leer".

El Secretario, quien ocupa el escritorio en el que alguna vez se sentó José Vasconcelos, regalaba libros y pedía a los niños “ler”, no “leer”.Andrea estaba allí, detrás de él, y lo llamó para hacerle un comentario personal.

“Muy bien, pus orita los van a llevar para que vayan y puedan tener los libros que les gustan para que los empiecen a ler. ¿Seguro van a ler, sí o no?”, dijo el titular de la SEP ante los menores que lo acompañaban.
Andrea insiste en que su única motivación para corregir al Secretario de Educación, fue esta: “Yo he leído muchos libros y sé que leer se pronuncia así”, dice.

También cuenta que se sintió nerviosa, y que le dio “un poquito de pena”.

“Leer, eso, leer. Muy bien Andrea”, respondió entre risas Nuño Mayer.

“Pensé que no me había prestado atención”, comenta Andrea. Ella sintió que, en realidad, el titular, que reía, le estaba dando el avión, como se dice coloquialmente cuando alguien escucha pero no atiende.

La niña cree hoy que en realidad el Secretario no sabe decir “leer”.

Que por participar en eventos públicos, agrega, “él debería hablar bien y ampliar su vocabulario”.

De grande, Andrea quiere ser Veterinaria y Diseñadora Gráfica, las dos.

Cree que si se lo propone, ella y todos sus compañeros pueden lograr estudiar lo que quieran.

Pero, para la menor que todas las mañanas presta atención a las noticias, hay cosas del país que le preocupan.

“Lo que me preocupa más [de nuestro país] es que nuestro Presidente no sepa tanto. Sus frases que inventa [como] ‘lo bueno casi no se cuenta’, no me gustan. Porque esa frase es una poquito ridícula. Porque lo bueno no se debe contar, se debería ver”, dice Andrea, con un perfecto español y convencida.
También es preocupante, dice que el encargado de la Educación Pública del país “sea una persona que no sabe hablar bien”. Y que tampoco conozca cómo hablan los niños ni qué necesitan. Para Andrea, el titular de la SEP debería “ser una persona que conozca a los niños y las niñas”.

Andrea reconoce que en sus tres años de primaria ha tenido maestros “muy buenos”, de quienes ha aprendido mucho, y también de sus padres.

“A mí sí me gusta el nivel educativo [del país] –dice, convencida–. Me gusta que mis maestras son muy buenas. Las que me han tocado en primero, en segundo, y ahora en tercero, son muy buenas. Lo que ahora sé, es por ellas. Y también por mi mamá”.

Andrea reconoce que todos tienen derecho a equivocarse. De hecho, durante la entrevista hizo mucho énfasis en que su intención no era humillar o darle una lección a Nuño, no: era corregirlo para que no repitiera esos errores en otras partes a donde va y habla.

Por ello, asegura que si volviera a escuchar a Aurelio Nuño decir mal la palabra “leer”, “sí, lo volvería a corregir”.

También aprovechó para recomendar al titular de la SEP, sus libros favoritos: Diario del gato asesino y Regreso del gato asesino, de la autora inglesa Anne Fine.

Andrea dice admirar a sus padres, porque ellos “me han enseñado cosas buenas. Me han enseñado muchos valores, a decir lo que pienso, a decir lo que siento”.

Directora suspende a niña por 'ridiculizar' a Aurelio Nuño
El titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño, fue exhibido por una niña de nueve años que lo corrige en su mala dicción.

Los hechos sucedieron en un evento en la escuela primaria Corregidora Josefa Ortiz de Domínguez, en Puebla, Puebla el viernes al mediodía.

El incidente fue grabado en un breve video de 32 segundos en el que se escucha al secretario decir tres veces ler; en lugar de leer.

El video se hizo viral la noche del lunes luego de ser subido a las redes el fin de semana, siendo divulgado por medios nacionales como Proceso.

El principal responsable de la educación escolar en este país concluía el acto público despidiéndose  de los niños incitándoles a ler. Entonces, una niña que lo acompañaba lo corrigió: "No se dice ler, se dice leer", avergonzando al funcionario.

Sin embargo, la niña de nombre de nombre Andrea López Salazar recibió una represión por parte de la directora de la escuela primaria, Juana Zavala Estrada, pues ese mismo día de los hechos la llamó a su oficina y la suspendió por una semana por haberse portado de manera indebida y haber hecho quedar en ridículo al invitado de honor de la escuela, según contó la madre de la niña a la prensa local.

Actualmente, la sociedad de padre de familia de la escuela intenta dialogar con la directora de la escuela para que tome conciencia, pues hoy martes se le impidió la entrada a la menor, a pesar de que la madre fue a acompañarla para que la dejaran pasar a clases, como es su derecho.
Seguir en Twitter: https://twitter.com/NoticiaMex