Tiburón ataca a mujer en playa del sur de California
De una mordida el tiburón le arrancó parte del muslo a la víctima, quien además sufrió heridas en pecho, cadera y un hombro.


Un tiburón arrancó parte del muslo a una mujer que nadaba con sus amigos en una popular playa para surfistas en el sur de California, informaron este domingo las autoridades.

El ataque de tiburón ocurrió el sábado cerca de la playa estatal San Onofre, en el norte del condado de San Diego.

"Toda la parte trasera de su pierna fue arrancada", dijo Thomas Williams, uno de varios testigos que sacaron a la mujer del agua.

Williams señaló al diario Orange County Register que la mujer se mantuvo consciente y hablaba mientras varias personas usaban la correa de una tabla de surfear para aplicarle un torniquete y evitar que se desangrara.

"Ella no estaba tranquila, obviamente, pero estaba coherente. Si no hubiera recibido atención médica de inmediato, su vida corría peligro", mencionó Williams, quien puso en práctica lo que aprendió en un entrenamiento de primeros auxilios que recientemente obtuvo.

La playa de San Onofre limita con la Base del Cuerpo de Marines Camp Pendleton y de donde los rescatistas recibieron ayuda para trasladar a la víctima vía aérea a un hospital en condición desconocida.

La playa permanecerá cerrada al menos hasta las 4:30 p.m. del lunes, informaron las autoridades.

De acuerdo con Chris Lowe, director del Laboratorio de Tiburones de la Universidad Estatal de California en Long Beach, es muy probable que la herida haya sido causada por uno de los tiburones blancos que últimamente han sido detectados en el área.

Hace casi un año, un tiburón mordió a una mujer que nadaba en la playa de Corona del Mar, a unas 25 millas al norte de donde ocurrió el ataque del sábado.

A juzgar por las marcas de la mordida, que se extendían por pecho, cadera y hombro de la víctima, los expertos calcularon que el tiburón medía al menos 10 pies de largo.
Más de 200 campesinos arrestados en Baja California por exigir mejores salarios
Más de 200 personas fueron arrestadas en el estado norteño de Baja California en un intento por terminar con las protestas y bloqueos de jornaleros agrícolas que exigen mejores salarios.

Los jornaleros que laboran alrededor del poblado de San Quintín ganan a menudo menos de ocho dólares (120 pesos) al día por cosechar frutas y vegetales. Quieren que su ingreso se eleve a cerca de 20 dólares (300 pesos) diarios, de acuerdo con algunos manifestantes.
En un comunicado colocado en la página de internet de uno de los organizadores, los trabajadores exigen el pago de horas extras, recibir servicios médicos y que se ponga fin al acoso sexual por parte de sus jefes.
Los paros han afectado la fértil zona agrícola al sur de la ciudad costera de Ensenada, donde muchas de las extensas granjas exportan buena parte de sus productos a Estados Unidos. Gran parte de los jornaleros provienen de estados sureños pobres como Oaxaca y Chiapas.
La policía arrestó a los 200 bajo sospecha de vandalismo y bloqueo de caminos, informó el gobierno de Baja California. En las fotografías era posible apreciar a algunos manifestantes que le prendían fuego a basura en las vialidades.
Las autoridades ofrecieron mayores inspecciones para garantizar las condiciones de trabajo de cerca de 1.200 jornaleros que carecen de representación sindical.
El gobierno del estado se comprometió a mantener abiertos los caminos y dijo que las autoridades "advirtieron que no habrá tolerancia para aquellos que aprovechen las manifestaciones para actuar al margen de la ley".
El consulado estadounidense en Tijuana indicó que los paros comenzaron el martes y le recomendó a los viajeros que tengan cautela. La carretera es la ruta principal en la península.