Coca Cola esta secando los pozos de agua de comunidad en Chiapas, luego les vende refresco y agua embotellada

El poblado chiapaneco de San Felipe Ecatepec, localizado a tres millas de San Cristóbal de las Casas, cerca de capital de Chiapas, lucha para asegurar su abasto de agua potable, mientras que una planta embotelladora de Coca-Cola, operada por la empresa mexicana FEMSA, consumió en 2016 alrededor de 1.08 millones de litros de agua diariamente, de acuerdo con una investigación periodística.

La organización sin fines de lucro Truthout ha reportado cómo en esta localidad del sureste mexicano donde la gente necesita caminar dos horas al día para conseguir agua, el líquido se está acabando llevando a las personas en consumirlo en botellas o a reemplazarlo por refrescos.

"En los últimos cuatro años, nuestros pozos han comenzado a secarse", comentó a la organización Juan Urbano, quien acaba de terminar un mandato de tres años en febrero de este año como presidente del Territorio Comunal de San Felipe Ecatepec.

Urbano detalló a Truthout que cada vez son menos las personas en la comunidad que todavía cultivan maíz, frijoles y calabaza en parcelas de tierra transmitida por generaciones, y beber pozol, una bebida hecha de pasta de maíz fermentada. "Muchas personas ya no beben pozol… lo han reemplazado con Coca-Cola", comentó.

De acuerdo con el texto, San Felipe Ecatepec es uno de los miles de pueblos de México en que el consumo de bebidas envasadas ha aumentado a pesar de que Chiapas tiene uno de los mayores recursos hídricos. El problema es que el agua de grifo no es segura para beber y, en las zonas rurales, más de una de cada tres personas no tiene agua para corriente.

Un problema gubernamental

Omisiones del gobierno han agravado el problema en la falta de abastecimiento del recurso, señaló la investigación. De acuerdo con Antonio García, agrónomo e investigador del campus de San Cristóbal de la Universidad de Chapingo, la ciudad ha crecido significativamente pero “no había planeación urbana, y eso ha sido agravado por políticas públicas que no prestan atención a los pueblos indígenas del estado”.

García señala que el agua subterránea ya no es suficiente para alimentar la ciudad, y que Huitepec es la fuente subterránea más importante de la cuenca. Asimismo, detalla, la escasez y la contaminación han empeorado con el cambio climático, pues la lluvia no ha sido tan consistente como en otros años.

Urbano dice que otras comunidades cercanas a la planta de Coca-Cola, como Los Alcanfores, también están sufriendo escasez de agua. Los líderes comunitarios de la ciudad de Teopisca, a 20 millas al este de San Cristóbal, llegaron a García cuando sus pozos se secaron este año.

García señaló que, tras los sismos de septiembre en el país, se rompieron numerosas tuberías, lo que interrumpió el acceso al agua. "Seguramente el terremoto dañó las cuevas subterráneas en el acuífero, lo que podría afectar la recarga del acuífero en el futuro", dice García. "Pero un estudio para evaluar ese tipo de daño sería muy costoso, y simplemente no tenemos la información en este momento".
Desnudan y golpean a niño indígena por robar en Chiapas, CEDH investiga el caso
Tras la difusión de un video en las redes sociales donde se desnuda y golpea a un menor indígena como castigo por robar en una casa-habitación en San Cristóbal de las Casas, la Comisión Estatal de los Derechos Chiapas (CEDH) inició una queja de oficio y pidió a las autoridades municipales y estatales indagar el suceso.

Los hechos ocurrieron el miércoles pasado por la noche en la colonia La Hormiga, al norte de San Cristóbal de las Casas. En el video se ve en medio de una turba a un niño que es sostenido de pies y manos por dos personas, a la vez que otra azota al menor que llora y patalea. El niño fue acusado de robar dinero de una tienda, en esa colonia habitada por indígenas tsotsiles expulsados de San Juan Chamula en los años ochenta y principios de los noventa.

Hoy, la Comisión Estatal de los Derechos Chiapas (CEDH) anunció que inició el expediente número CEDH/OJ/0110/2017, donde quedaron registrados estos hechos entre particulares.

De igual forma, personal de la CEDH acudió con el primer regidor de San Cristóbal, Miguel Ángel Rosas Salas, quien informó que habían presentado a un hombre acusado de robo, que se encontraba golpeado y a quien no se pudo poner a disposición porque la parte afectada no quiso denunciar y tampoco se le encontró el objeto de delito.

Posteriormente, personal de Protección Civil dijo que no existía lesión, aunque sí hematomas por los golpes. Además refirieron que la persona no era menor de edad y que se contactó y se hicieron las gestiones competentes con la directora del DIF municipal, Karla Paola Aguilar Muñoz, y con la delegada de derechos humanos de la Fiscalía Altos y Justicia Indígena de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Por tal motivo, la Visitaduría Adjunta Regional de San Cristóbal de las Casas perteneciente a la Comisión  Estatal de los Derechos Humanos que preside Juan Óscar Trinidad Palacios, radicó el expediente, y solicitó a la delegación de Derechos Humanos de la Fiscalía Altos y Justicia Indígena, investigar lo ocurrido e informar de los hechos al organismo estatal.

“Es importante señalar que este organismo defensor de los derecho humanos repudia cualquier tipo de acto de violencia, por lo que hace un llamado a la población en general evitar a toda costa hacer justicia por propia mano, ya que para eso existen las diversas autoridades y dependencias para una impartición de justicia”, dijo Juan Oscar Trinidad Palacios, titular de esa dependencia.