Trump llama ‘loco’ a Kim Jong-un, pero la CIA lo considera ‘muy racional’
Pese a que Donald Trump tilda al líder norcoreano de ‘loco’, la CIA considera a Kim Jong-un como un hombre políticamente ‘racional’. 



"Más allá, de la fanfarronería, Kim Jong-un es una persona muy racional", ha indicado este miércoles el subdirector adjunto de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, en inglés), a cargo de Corea del Norte, Yong Suk Lee.

En raras declaraciones que contradicen la creencia del presidente de Estados Unidos  , Donal Trump, quien tacha a Kim de un “loco con armas nucleares”, el funciono de la CIA resalta que el líder norcoreano de 35 años de hecho quiere lo que todos los “gobernantes autoritarios” quieren: “gobernar por un largo tiempo y morir en su cama”.

Además, ha destacado que Kim no pretende llevar a cabo una guerra con Estados Unidos, a pesar de sus políticas hostiles que han provocado tensiones en la región de Península coreana.

El miembro de la CIA también cree que Washington siempre se ha empeñado en “subestimar el conservadurismo” de Kim, lo que probablemente es la causa de tensiones en cualquier conflicto.

Corea de Norte es un régimen acostumbrado a estar a la defensiva, en vista de su historia, así como del hecho de que está rodeado de grandes potencias y sus líderes juegan con eso, agrega Yong Suk Lee, en el marco de una conferencia sobre la CIA, en una universidad de Washington (en la capital de Estados Unidos).

La escalada de tensiones entre Pyongyang y Estados Unidos  ha alcanzado su pico últimamente después de que Trump amenazó con “destruir totalmente” Corea del Norte, si fracasan todas otras maneras de la “desnuclearización” de Pyongyang y se burló del líder norcoreano al describirlo como “un hombre cohete en una misión suicida para sí mismo y su país”.

En respuesta, Kim dijo que haría pagar caro al “trastornado mental” (Trump) por su discurso antinorcoreano en plena sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).
Una semana después, Trump ofreció condolencias por sismo
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó por teléfono al presidente Enrique Peña Nieto, para expresarle sus condolencias y solidaridad por los daños ocasionados por el sismo de la semana pasada y por el paso del huracán Katia.

El mandatario mexicano recibió la llamada de su homólogo estadounidense a las 13:00 horas locales, conversación en la que el presidente Peña Nieto también le expresó su solidaridad a Trump, por las afectaciones que dejó el huracán Irma a su paso por Florida, dio a conocer el gobierno mexicano.

Por su parte, Trump escribió en su cuenta de Twitter: “hablé con el presidente de México para darle condolencia por el terrible terremoto”, en momentos que el mandatario estadounidense realiza una visita al estado de Florida, para inspeccionar el daño causado por el meteoro.

"Quiero que seas tan popular que tu gente pida que te reelijas para otros 6 años", dijo Trump a Peña
"Quiero que seas tan popular que tu gente pida una enmienda (reforma) constitucional en México para que puedas concursar por otros seis años", le dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto durante un conversación el 27 de enero pasado.

 Esta mañana, The Washington Post reveló una transcripción de la llamada telefónica que ambos mandatarios sostuvieron a principios de año y en la que hablaron sobre el muro, la frontera, el Tratado de Libre Comercio y otros temas.

Ante ello, Peña Nieto le respondió a Trump que "la única cosa en lo que está interesado es en que nuestras naciones les vaya bien". A continuación, según lo revelado por el diario estadounidense, el presidente de EU le dijo a Peña que "sus palabras son muy bonitas. Esas son palabras bellas y yo no pienso que pueda hablar así de lindo, ¿ok?" Sin embargo, no toda la conversaicón llevó el mismo tono.

"NO PUEDES DECIR ESO"

Trump instó a Peña a que en lugar de decir "No lo pagaremos", "deberíamos decir, 'Lo solucionaremos'. Se solucionará en la fórmula de algún modo" el tema del muro fronterizo.

"No puedes decir eso (que México no va a pagar el muro fronterizo) a la prensa.

La prensa va a ir con eso y no puedo vivir con ello", dijo Trump a Peña Nieto en su primera conversación telefónica tras asumir la Presidencia, el 27 de enero, cuyas transcripciones han sido obtenidas por el Post. Trump dijo a Peña Nieto que ya encontraría una fórmula para financiar el muro, pero lo amenazó: "Si vas a seguir diciendo que México no va a pagar el muro, entonces no quiero reunirme con ustedes porque no puedo aceptarlo", le espetó.

‘Putin tendió una trampa y Trump cayó en ella’, dice Casa Blanca
La directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Jen Psaki, cree que los rusos jugaron con el presidente de EE.UU., Donald Trump, y él lo permitió.


En un artículo publicado el viernes por la CNN, Psaki se refiere a la reunión entre Trump y su par ruso, Vladimir Putin, al margen de la Cumbre del G20 en Hamburgo (Alemania) y al respecto asegura que EE.UU. debía tener cierta ventaja frente a Rusia, pero este no fue el caso.

A continuación, explica las razones por las que Trump debería aventajar a Putin: las sanciones antirrusas a raíz de la crisis ucraniana y la reintegración de Crimea, así como la presunta intervención rusa en las pasadas elecciones estadounidenses.

En cuanto a las razones por las que el encuentro no se produjo como debería haber sido, la exportavoz del Departamento estadounidense de Estado explicó que “los rusos son hábiles manipuladores públicos”, con mucha experiencia, como el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

“Las habilidades diplomáticas de Putin pueden ser menos, pero él entiende el arte de la presentación y cómo tender una trampa. Y tender una trampa es exactamente lo que acaba de hacer”, escribe Psaki en su artículo.

De igual modo, manifiesta que los rusos informaron a su contraparte que su agenda durante la reunión Putin-Trump consistía en reparar públicamente las relaciones bilaterales, obtener una mejor comprensión de la política de EE.UU. y discutir preocupaciones conjuntas sobre el terrorismo; y las autoridades rusas lo consiguieron todo, conforme a Psaki.

A su juicio, la previsión del Kremlin mantuvo las expectativas bajas y dejó en claro que simplemente no habría tiempo suficiente para hablar sobre Ucrania, pero —agrega— la Casa Blanca no tenía ningún tipo de agenda para el encuentro.

En este sentido, hace alusión a las declaraciones del consejero presidencial estadounidense de Seguridad Nacional, H. R. McMaster, antes del viaje del presidente estadounidense a Hamburgo, quien dejó en claro que no hubo “ninguna agenda específica” para el encuentro con Putin, agregando que “realmente va a ser lo que el presidente quiera hablar”.

Sobre la presunta injerencia rusa en los comicios norteamericanos, Psaki recuerda que inmediatamente después de la reunión, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, dijo a la prensa que Trump le preguntó en varias ocasiones a su homólogo ruso si el Kremlin había tenido algo que ver en los resultados electorales, tema que Putin negó e incluso pidió pruebas que sustentaran tal acusación.

“Los principales servicios de Inteligencia estadounidenses, republicanos y demócratas en el Congreso y muchos miembros de su propia Administración creen que los rusos intervinieron en las elecciones estadounidenses del año pasado. Pero una simple garantía del presidente Putin lo anula todo. A usted no se le concede una gran cantidad de oportunidades para presionar en diplomacia. Y después de que haya dejado cao a su adversario, usted no puede aplicar esa presión otra vez. En lo que respecta a los rusos, el caso público está cerrado”.
Donald Trump dice que 'se le acabó la paciencia con Corea del Norte'
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, se han reunido este viernes en Washington. Tras la reunión, Trump y Jae-in ofrecieron comentarios la necesidad de poner fin al programa nuclear de Corea del Norte, aunque no respondieron a las preguntas de los periodistas.


Trump se ha referido a la muerte del estudiante estadounidense Otto Warmbier, que falleció este mes en EU tras pasar un año en una cárcel norcoreana, de donde fue enviado a su país en estado vegetativo.

Según Trump, este caso refleja la brutalidad de este régimen que "no respeta las vidas humanas". Asimismo, Trump acusó a Pionyang de no tener "ningún respeto" por "la seguridad de su gente o de sus vecinos".

"La era de paciencia estratégica con Corea del Norte fracasó. Y, francamente, esa paciencia ha terminado", afirmó Trump.

En relación a la presión que ambos países ejercerían contra Pionyang, Trump afirmó que cuentan con "muchas opciones", aunque no reveló cuáles, informa la cadena NBC. "Estamos en el proceso de examinar las muchas opciones que tenemos", dijo el presidente en su único comentario al respecto.

Washington presiona a Pekín

Esta semana Washington impuso nuevas sanciones contra empresas y bancos chinos, en lo que supone un nuevo paso para presionar a Pekín y que actúe contra Pionyang. Paralelamente, el Departamento de Estado de EU ha aprobado una venta de armas a Taiwán por un monto total de 1.400 millones de dólares.

China ha reaccionado con enfado ante este contrato porque -asegura el embajador chino en Estados Unidos, Cui Tiankai- "mina la confianza mutua entre los dos países" alcanzada tras la reciente reunión celebrada en abril entre Trump y el presidente chino Xi Jinping.

Corea del Sur saca músculo

Washington y Seúl están desarrollando en la península de Corea sistemas de defensa aérea para hacer frente a los misiles balísticos que prueba Pionyang. EU ha desplegado en territorio surcoreano componentes del sistema de intercepción de misiles a gran altura THAAD que entrará en pleno vigor en los próximos meses.

Asimismo, Corea del Sur busca desarrollar para 2020 su propio sistema de Defensa Aérea y Antimisiles, para el que ha emprendido la producción en masa del interceptor de misiles M-SAM. El sistema será equipado con misiles tierra-aire de alcance medio capaces de destruir misiles balísticos de enemigos en vuelo a alturas de 20-40 kilómetros.
Por tener una luz trasera apagada, los deportan a México
Una parada de tráfico en Texas por tener una luz del vehículo rota envió de vuelta a México a dos hermanos indocumentados sin antecedentes penales que llevaban varios años viviendo en Austin, capital del estado sureño.


Según informó el diario local Texas Observer, los hermanos Conejo, trabajadores del sector de la construcción, estaban conduciendo de regreso a casa desde el trabajo cuando fueron parados por la policía estatal por tener una de las luces traseras del auto rota.

Después de que los hermanos dieran sus tarjetas de identificación mexicanas, el agente que los detuvo contactó con la Agencia de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y los esposó durante 15minutos, según un reporte del Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas al que el citado medio tuvo acceso.

Tras la espera, el ICE se llevó a los dos mexicanos a un edificio federal situado en el centro de Austin y, al cabo de treinta horas, fueron deportados a Nuevo Laredo (Tamaulipas, México).

Este tipo de colaboración con agentes migratorios es común cerca de la zona fronteriza con México, pero es rara en el resto del estado, especialmente en ciudades.

Me decepciona mucho saber que Texas apunta a personas que contribuyen al crecimiento de nuestras comunidades", apuntó Dona Murphey, fundadora de Pantsuit Republic, una organización texana que aboga por los derechos civiles.

La activista consideró que este tipo de acciones está destruyendo a familias de inmigrantes y al tejido cultural de un estado que, en otras cuestiones, "presume de libertad".

Según el mismo diario, la noche del 12 de febrero los hermanos fueron dejados en el lado mexicano de la frontera, tan solo con la ropa que llevaban puesta, a unos 600 kilómetros de su casa en México.

Uno de los hermanos, Juan Luis, apuntó al Texas Observer que ahora cobra siete dólares por día y vive con su esposa y sus dos hijos pequeños en el estado de Guanajuato, mientras que el otro, Everardo, está en casa de su madre.

Aunque durante la campaña electoral el presidente estadunidense, el republicano Donald Trump, prometió deportar a todos los indocumentados con antecedentes criminales, en sus primeros días al frente de la nación, el magnate firmó varias órdenes ejecutivas que establecen nuevas categorías para constituir prioridades a la hora de deportar inmigrantes indocumentados.

De esta manera, ahora son sujetos de deportación no solo los inmigrantes que hayan cometido algún crimen sino también aquellos acusados de delitos menores o que ya cuentan con una orden de deportación.
Trump le tuvo miedo a Kim Jogn-Un, 'Armada contra Corea del Norte que nunca existió', aclara

Es 'el Principio Potemkin', que toma su nombre de la estrategia puesta en práctica por el príncipe Gregory Potemkin en 1787 para que la zarina Catalina la Grande no se enterara de que los rusos se morían de hambre en la península de Crimea, de la que él era gobernador: crear pueblos prefabricados con actores que hacían pensar al séquito imperial que en los nuevos territorios rusos la gente vivía feliz y, sobre todo, con el estómago lleno. Cuando el barco de Catalina seguía, río Dnieper abajo, y desaparecía de la vista, se desmontaba el escenario, y se volvía a construir un poco más abajo. 


Como si fuera un grupo de rock de gira.EEUU con Donald Trump no ha llegado a ese extremo, pero casi. Porque el portaviones nuclear Carl Vinson, sus 5.500 tripulantes, sus 100 aviones y helicópteros, sus 2 cruceros y quién sabe cuántos submarinos no iban rumbo a Corea del Norte a imponer el temor de Dios a Kim Jong-un, como había dicho EEUU. Todo lo contrario: estaban yéndose en la dirección contraria.

 Digamos que el Grupo de Combate del Vinson estaba avanzando, pero al revés. Como los italianos en Guadalajara, durante la Guerra Civil española.Así que, mientras el mundo (incluido el autor de estas líneas) se preparaba para la guerra en la gélida Corea del Norte, el Vinson y sus escoltas navegaban plácidamente por las tropicales aguas del Estrecho de Malaca, a 5.500 kilómetros de distancia. No es que no se estuvieran acercándose, es que se estaban yendo. El plan de la flota es participar en unas maniobras conjuntas con Australia en el Océano Índico.

Lo más patético es que el Gobierno Trump participó al máximo en la mentira. Donald Trump empleó el término 'Armada', que en EEUU se usa con mayúsculas porque evoca a la Gran Armada (o Armada Invencible) de Felipe II, y que solo se emplea para anunciar la madre de todas las batallas navales. Pero así lo dijo el presidente: "Estamos mandando una Armada. Tenemos submarinos, muy poderosos, mucho más poderosos que los portaviones", dijo el presidente a la cadena de televisión conservadora Fox News. Ahora, la Armada está entre los arrecifes de Coral del Estrecho de la Sonda. Pronto se acercará a la Antártida. Si los pingüinos creían que iban a salir impunes de sus vínculos con el programa nuclear de Corea del Norte, se habían equivocado. El Vinson se lo va a demostrar.
Vía http://www.elmundo.es/internacional/2017/04/18/58f67641e5fdea1f598b4572.html
EU informa a Reino Unido que podría atacar a Corea del Norte
El diario inglés The Sunday Times dio a conocer que las autoridades de alto rango del Ejército estadounidense han anunciado a sus pares en el Reino Unido que Washington tiene sobre la mesa la posible opción militar contra Pyongyang.


“Han dicho que Estados Unidos tiene poder de fuego para neutralizar el programa nuclear de Corea del Norte e incluso, lanzar un ataque preventivo”, indica la información.

Las fuentes de alto rango del país norteamericano, agrega el rotativo, dijeron que Estados Unidos podría “destruir por completo” los objetivos clave de Pyongyang.

Las tensiones entre Estados Unidos y el Gobierno norcoreano aumentaron luego de que la Casa Blanca denunció la decisión de Pyongyang de realizar un nuevo ensayo nuclear.

El misil que fracaso ¿saboteado por Estados Unidos?

Una prueba de misiles por parte de Corea del Norte, que falló segundos después del lanzamiento, pudo haber sido saboteado por un ciberataque de EU, indicó ex ministro de Asuntos Exteriores.


“Podría haber fallado porque el sistema no es suficientemente competente para poder funcionar, pero hay una muy fuerte creencia de que EE.UU. a través de métodos cibernéticos ha interrumpido con éxito en varias ocasiones las pruebas y hacer que los sistemas no funcionen”, ha dicho a la cadena local BBC.

No obstante, el político británico ha confirmado que los norcoreanos han tenido numerosas pruebas exitosas.

El politólogo y miembro del Instituto estadounidenses de Política Mundial, Jonathan Bristol, aseguró en un artículo publicado el viernes en el sitio Web de la cadena local CNN que el mandatario de EU, Donald Trump, no le podría ganar al líder norcoreano, Kim Jong-un, en una cara a cara. Además, aseveró que la opción militar contra Pyongyang tampoco sirve, dado que esa vía se cerró en octubre del 2006 con la primera prueba nuclear norcoreana.

En los recientes días y debido a la retórica agresiva de la Administración de Trump han aumentado las tensiones de manera significativa en la península coreana, de ahí que algunos analistas vean inevitable un choque militar entre Washington y Pyongyang.
Trump busca mejorar arsenal de Estados Unidos, 'será el mejor de todos'
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que quiere reforzar el arsenal nuclear norteamericano para convertirlo en "el mejor de todos", tras considerar que su país ha perdido capacidades en materia de armamento atómico.


En una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters, Trump ha criticado el despliegue de misiles de crucero por parte de Rusia por considerar que supone una violación del tratado de control de armas y ha asegurado que abordará este tema con el presidente ruso, Vladimir Putin, cuando tenga oportunidad.

Por otra parte, Trump ha dicho que China podría resolver la amenaza a la seguridad nacional que representa Corea del Norte "muy fácilmente si quisiera hacerlo", aumentando la presión sobre Pekín para que ejerza más influencia para frenar las acciones belicosas de Pyongyang.

Hablando desde el Despacho Oval en la Casa Blanca, el presidente estadounidense ha dicho sentirse "muy enfadado" por los ensayos de misiles balísticos realizados por Corea del Norte y ha apuntado que entre las opciones disponibles frente a esa amenaza está la de acelerar el despliegue de sistemas de defensa ante misiles en Corea del Sur y Japón.


Trump también ha hablado de la propuesta republicana para un ajuste de impuestos destinado a impulsar las exportaciones estadounidenses aunque no ha llegado a mostrar su respaldo a la medida. "Podría dar lugar a muchos trabajos más en Estados Unidos", ha afirmado.

"Yo desde luego que apoyo un impuesto en la frontera", ha señalado. "Lo que va a pasar es que las empresas van a volver aquí, van a construir sus fábricas y van a crear muchos más empleos y entonces no hay impuestos", ha indicado.
Migración saca del hospital a indocumentada con tumor cerebral
Una joven indocumentada de origen salvadoreño fue sacada del hospital en contra de su voluntad por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, pese a estar diagnosticada con un tumor cerebral.

La mujer, identificada únicamente como Sara, fue trasladada desde el hospital Huguley en Fort Worth, Texas —donde esperaba una operación—, al centro de detención de Prairieland, de acuerdo con sus abogados.

Los defensores de Sara, de 26 años, también denunciaron que permaneció incomunicada y que los agentes le quitaron un CD que contenía su información médica.

“Las peticiones de los familiares para visitar a los detenidos que han sido hospitalizados están permitidas, pero deben ser aprobadas por adelantado por ICE y el consulado apropiado”, dijo la vocera del servicio de migración estadounidense.

“Nos dijeron que amarraron sus manos y tobillos“, dijo Melissa Zúñiga, miembro del equipo legal de la detenida. “Se está quejando de mucho dolor”.

La familia y el equipo de abogados también buscarán acción legal contra el hospital porque aseguran que la condición de la mujer se deterioró mientras estaba en el centro médico.

“(El hospital) Huguley ya no quiere estar a cargo de su caso porque están siendo perseguidos con llamadas y una demanda potencial”, dijo Zúñiga.

(Con información de The Hill)
Matt Damon a mexicanos: México no pagará por ese muro
Matt Damon dejó en claro que no cree en los muros, especialmente en aquel que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere construir en la frontera con México.

En entrevista con la revista People, el actor habló sobre la propuesta del republicano, la construcción de un muro entre la frontera de Estados Unidos y México, por el cual, el segundo país pagaría.

“México no va a pagar el muro, es como si ellos nos cobraran su infraestructura, ¿sabes? Eso no va a pasar. Pero estamos en esta situación y veremos qué pasa en el futuro”, señaló.


Damon dijo que espera que los mexicanos sepan que mucha gente de Estados Unidos, “la mayoría”, piensa que no se debe construir ese muro.

No es la primera vez que el actor se pronuncia contra Trump, durante la campaña presidencial, aseguró que estaba asombrado de que se llegara a ese punto:

“No podemos permitir que este personaje se convierta en presidente. Dejar que este señor tenga acceso a códigos nucleares, es muy peligroso. Es impulsivo e irracional”.
Trump, López Obrador y la suerte de los mexicanos

Por Silvina M. Romano
CELAG


Las polémicas medidas tomadas por el presidente estadounidense Donald Trump en referencia a la ampliación del muro en la frontera con México y las restricciones a los migrantes en Estados Unidos, han generado importantes repercusiones en el escenario político mexicano: por un lado, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), líder del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y candidato a elecciones presidenciales de 2018, logra posicionarse como el preferido en las encuestas y es presentado por medios de comunicación de la talla de The Guardian [1] y The Wall Street Journal, como el político que está capitalizando acertadamente el sentimiento anti Trump y la crisis económico-política que se vive en México [2] . Por otro lado, en una veintena de ciudades mexicanas, grupos de la sociedad civil salieron a manifestar su descontento respecto de las políticas de Trump y a convocar a la unidad frente a este desafío, además de mostrar su enérgica desaprobación del gobierno de Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
A lo largo de 2016, las encuestas de cara a elecciones presidenciales, mostraban un buen posicionamiento de AMLO, pero en un segundo o tercer lugar, siendo Margarita Zavala (Partido Acción Nacional), esposa del ex presidente Felipe Calderón, la candidata favorita. No obstante, hacia fines de año, con la crisis económico-política desatada por el “gasolinazo” [3] y la inoperancia de Peña Nieto frente al cambio de rumbo que parece estar planteando el gobierno estadounidense de la mano de Trump, AMLO alcanzó un primer lugar en las encuestas, que todavía mantiene [4] .

El periódico inglés The Guardian expone el modo en que AMLO está capitalizando este escenario anti-Trump y de hastío frente a la política local en México. Este periódico destaca la forma en que, como gobernador de la Ciudad Autónoma de México, implementó medidas para mejorar la situación de algunos sectores, que fueron catalogadas de “populistas” por la oposición, pero que luego “fueron replicadas por otros, incluyendo a Peña Nieto”. Rescata de ese período la productiva asociación de AMLO con el magnate Carlos Slim para la “recuperación” del Centro Histórico de la ciudad y la construcción de infraestructuras [5] . Este no es un dato menor, considerando que hace un par de semanas, el mismo Slim convocó una conferencia de prensa para dar a conocer su opinión sobre el rumbo que debería seguir la economía mexicana, afirmando que hay que apostar por “la economía nacional” por “lo nuestro”. Esta ha sido por décadas una reivindicación de los sindicatos y sectores populares opuestos al neoliberalismo, incluso de MORENA, que ahora comparte con Slim la demanda de renegociar el TLCAN –en lugar de abandonarlo [6] . Las confluencias permiten especular con una posible nueva alianza entre Slim y AMLO para enfrentar la crisis política y el giro obligado de la economía mexicana, en plena campaña electoral.

Con respecto a las manifestaciones de sectores de la sociedad civil, bajo la consigna de “Vibra México”, el pasado domingo hubo marchas en al menos 15 Estados mexicanos para dar cuenta del rechazo a Trump y a la pésima gestión de Peña Nieto [7] -al menos 20 mil personas ocuparon las calles del centro de la Ciudad Autónoma de México y 10 mil en Guadalajara [8] . La convocatoria se hizo a través de redes sociales y fue protagonizada por organizaciones civiles, universidades y el sector empresarial. Una de las consignas era “por la unidad y dignidad de México” [9] . Esta invocación a la “unión nacional” frente al nuevo enemigo tiene como precedente la protesta de varios senadores y diputados del PAN y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) contra la sumisión de Peña Nieto a la impertinencia de Trump, a raíz de la visita de este último a México en el marco de su campaña presidencial (a finales de septiembre) [10] . Luego de conocerse el triunfo de Trump, el oportunismo caló aún más profundo: personajes corruptos y de escasa popularidad como Josefina Vázquez Mota (PAN) [11] , así como representantes de la derecha intelectual mexicana, como Enrique Krauze, se han pronunciado a favor de un “México unido”.

En este contexto, AMLO, con una larga trayectoria en la política mexicana, ha mostrado una importante capacidad para canalizar el descontento tanto con la crisis económica como con la crisis política, convocando a la unión de México y los mexicanos, con propuestas tendientes a una mayor justicia social, para revertir los graves problemas de empleo, salud, pensiones, dando preferencia a los pobres y recortando los privilegios de la clase política [12] . Esto lo distancia del “nacionalismo oportunista” de aquellos sectores que en diversas coyunturas contribuyeron, con sus decisiones u omisiones, a la pérdida total de soberanía e independencia respecto de las políticas del gobierno estadounidense, que de la mano de Trump busca “abandonar” a México a su suerte. Y esto puede ser una suerte para México y los mexicanos si logran capitalizar esta emancipación “no buscada”, pero necesaria, con un proyecto de país claro y orientado a beneficiar a las mayorías olvidadas por la larga noche neoliberal.

Notas:
[1] https://www.theguardian.com/world/2017/feb/13/andres-manuel-lopez-obrador-mexico-donald-trump

[2] https://www.wsj.com/articles/mexican-presidential-candidate-wins-support-with-trump-stance-1486900805

[3] http://www.celag.org/el-ano-previo-a-las-elecciones-en-mexico-gasolinazo-y-neoliberalismo/

[4] http://sipse.com/mexico/amlo-elecciones-presidenciales-2018-encuestas-pan-pri-prd-233289.html

[5] http://www.celag.org/carlos-slim-el-magnate-politico/

[6] http://www.forbes.com.mx/esta-la-propuesta-slim-negociar-trump-salvar-mexico/#gs.XHDkovs

[7] http://www.elmundo.es/internacional/2017/02/12/58a0bb11468aeb59658b45e6.html

[8] http://www.informador.com.mx/mexico/2017/707001/6/marchas-contra-trump-evidencian-agravio-a-mexico-dice-el-gobierno.htm

[9] http://www.pulso.cl/actualidad-politica/internacional/mexico-se-prepara-una-jornada-protestas-trump/

[10] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/08/31/1114234

[11] http://labanderanoticias.com/politica/2016/10/20/baja-popularidad-josefina-vazquez-mota-tras-escandalo/

[12] http://www.animalpolitico.com/2016/11/plan-amlo-2018-proyecto-presidencia/

Silvina Romano / Investigadora CELAG

@silvinamceleste

Artículo publicado en: http://www.celag.org/trump-lopez-obrador-y-la-suerte-de-los-mexicanos/
Trump tiembla 'pero de risa' con marcha #VibraMéxico

Las dos horas sin diferencias arrancaron antes de tiempo. Al parecer, a las cabezas de la marcha #VibraMéxico les urgía despachar el episodio, probado ya su escaso poder de convocatoria, pese al respaldo de Televisa y muchos otros medios de comunicación.

La marcha ‘‘apartidista, pacífica y respetuosa’’ partió del Auditorio Nacional antes de la hora programada. En la primera porción de contingentes, detrás de la descubierta que encabezaban personajes como María Elena Morera (México Unido, amiga de Genaro García Luna), María Amparo Casar (ex asesora de Santiago Creel en su calidad de secretario de Gobernación) y el encuestador Roy Campos, dominaban letreros contra Donald Trump, uno que otro con referencias genéricas a la corrupción y la inseguridad, como si los corruptos no tuviesen nombres ni apellidos.

‘‘¡Mé-xi-co, Mé-xi-co!’’ Los gritos clásicos de las justas deportivas se impusieron a las consignas políticas, aunque las hubo. ‘‘¡No a las deportaciones!’’, ‘‘¡No al muro!’’, las más socorridas, como si la ‘‘sociedad civil’’ acabase de descubrir la vieja tragedia de los migrantes.

En toda la marcha, sin embargo, se colaron las pancartas garabateadas por ciudadanos como Alejandro Herrera, quien llegó con su cartel que decía ‘‘Trump trompa stink’’. ‘‘La trompa de Trump apesta’’, explicaba para los viajeros del Metro. ‘‘Yo vengo contra Trump, no por Peña. ¿Que esta marcha le va dar aire a Peña? Puede ser, pero no le va a durar’’, dijo el profesor universitario, uno de los muchos que llegaron por su propio pie, sin bandería ni líder.

A pesar de los espontáneos, la marcha fracasó en toda la línea (‘‘Dios no quiera que Trump se burle en Twitter’’, se escuchó por ahí). La derrota fue reconocida desde temprano por algunos de los principales convocantes con frases exculpatorias (‘‘no importa el tamaño de la marcha, aunque seamos pocos seremos más’’, y así por el estilo).

Fallaron también quienes pretendieron que la movilización se convirtiera en un acto contra Peña Nieto. Cuando a media calle o en una esquina aparecía un grupo lanzando consignas contra el Presidente, rápidamente era neutralizado con arengas patrióticas. Y no hay un ‘‘¡Fuera Peña!” que resista un ‘‘¡México, México, ra, ra, ra!’’

La agotada unidad en la diversidad

En los carteles oficiales, un solo enemigo: Trump, el racista, el xenófobo, el belicista, el loco, si se quiere. Y, desperdigado en los carteles hechos a mano, el otro adversario: un gobierno que fue de la invitación al candidato al reconocimiento de culpas; de las llamadas torpes a la sumisión que declara falsas las noticias. A un gobierno con 12 por ciento de aprobación súmese el descrédito general de los partidos para tener el coctel de una verdadera crisis de representación política (para subrayarla, César Camacho, coordinador de los diputados del PRI, llama a los organizadores de #VibraMéxico a ‘‘dar cauce a sus planteamientos’’). Dicho de otro modo, pasen a esta ventanilla que aquí los representamos. Pero, ¿a quién representan los representados?

Porque esta marcha fue convocada por un amplio abanico de cien organizaciones de la ‘‘sociedad civil’’, de derecha a izquierda y viceversa, por intelectuales con potentes voces en la opinión pública –o al menos en los medios importantes­– y, por si no bastaba, por el mismísimo rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue. Pero si nos atenemos a algunos de los cálculos de los asistentes, esas potentes voces convocaron apenas a unos 5 mil militantes, simpatizantes o adherentes. Vamos, 50 personas cada una.

Queda ahí la hipótesis de trabajo: a la evidente crisis de representación política (12 por ciento del presidente Peña Nieto) se suma una clarísima crisis de representación social. La ‘‘unidad en la diversidad’’, que tan bien le funcionaría a la amiga de varios de los convocantes (Elba Esther Gordillo), no da para más en estos tiempos. Al menos no con los actores que acaparan los espacios de opinión.

La foto que no han pedido

Como todos los convocantes destacados, el rector de la UNAM abandonó el Ángel antes de las dos de la tarde. Le abrieron paso a empujones y gritos diligentes empleados universitarios. El rector se detuvo un momento, no para cantar Mexicanos al grito de guerra, sino para tomarse la foto con Casar y Morera, dos de las principales organizadoras de la marcha. Sonrieron, se abrazaron. Graue avanzó unos pasos para la entrevista callejera. Respondió con generalidades a la mayor parte de las preguntas.

–¿Cuándo se tomará la foto con los padres de Ayotzinapa, rector? –le preguntó este diario.

–No me la han pedido –respondió con el rostro endurecido.

Poco antes, la escalinata del Ángel se había convertido en duelo de vanidades que dio lugar a varios sainetes. La gente que llegaba hasta la glorieta del monumento no sabía qué hacer, pues no había equipo de sonido ni nadie que informara del paso siguiente.

Para entonces, las protestas de profesores y estudiantes universitarios se multiplicaban. Alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, por ejemplo, elogiaron el ‘‘bonito pendón’’ que representa a su institución. ‘‘¿Por qué no nos lo prestaron cuando marchamos por Nochixtlán?’’, preguntaban.

‘‘Respetuosa y familiar’’

Apenas se fueron los convocantes, la policía capitalina comenzó la limpieza de las víctimas del día: los vendedores ambulantes, quienes se quedaron con sus garnachas y raspados, con los banderines y playeras estampadas para la ocasión (se vendían las ‘‘antiTrump’’, pero también las ‘‘Fuera Peña Nieto’’).

Por momentos, la marcha ‘‘apartidista’’ recordaba la reciente movilización auspiciada por la jerarquía católica: ‘‘¡Familias unidas, familias unidas!’’, gritaban desde el flanco de María Elena Morera, invitada de primera fila a cuanta reunión importante sobre seguridad organiza el gobierno.

La marcha llegó a su destino casi una hora y media antes del programado acto simbólico mayor. Se suponía que a las dos de la tarde se entonaría el Himno, en cadena nacional. Pero a esa hora sólo quedaban unos cuantos en los alrededores del Ángel y todos los dirigentes se habían esfumado.

Antes de irse, protagonizaron sainetes detrás de las vallas que colocó el gobierno de Miguel Ángel Mancera, quien también aportó una banda de guerra de la Secretaría de Seguridad Pública. Con tal mal tino que más tardó en comenzar a tocar que en avivar el rechazo de buena parte de los marchistas: ‘‘¡Fuera Peña, fuera Peña!’’, se extendió el grito. Debut y despedida de los músicos policías.

Cerca de las tres de la tarde, los integrantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas seguían dando vueltas, aguerridos, alrededor de la glorieta. Sus alegres consignas subrayaban la ausencia de los alumnos de la UNAM, quienes no respondieron al llamado de su rector.

La pobreza de la movilización se prestó, claro, a múltiples conclusiones. Dos posibles: las élites no tienen capacidad de convocatoria, o bien en México hay muchos cobardes que sólo marchan contra el gasolinazo.

Trump, Peña Nieto y los muros. El "negotiator", el vapuleado y el lavador

Por Carlos Fazio


En lo que fue el final de una semana en extremo tensa en las nuevas relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos, el viernes 27 de enero, durante una conversación telefónica privada, el presidente Donald Trump habría maltratado y humillado a su homólogo Enrique Peña Nieto, hasta el punto de hacerlo balbucear.


Según una versión confidencial obtenida por la periodista mexicana Dolia Estévez, acreditada en Washington, Trump le dijo a Peña Nieto: “No necesito a los mexicanos, no necesito a México, vamos a construir el muro y ustedes van a pagar les guste o no”. Se quejó incluso del mal papel que está haciendo el Ejército mexicano en el combate al narcotráfico y lo amenazó con utilizar la fuerza militar.
Estévez, quien ha cubierto la Casa Blanca durante años y colabora actualmente con la revista Forbes, aseveró el miércoles 1 que se está engañando al público de ambos países al presentar la conversación como “armoniosa” y “muy amistosa”. Estévez dijo que la administración de Trump “no quiere negociar, quiere confrontar a México”. Otro de los dichos del mandatario estadounidense habría sido: “Yo realmente ni quería ir a México en agosto pasado”. Y según Estévez, “ante esa insólita embestida de Trump, Peña no fue firme, balbuceó”.

Estévez comentó que, pese a lo ocurrido, en México siguen creyendo en una negociación con el gobierno de Trump. Según el portal de Aristegui Noticias, la corresponsal en Washington también mencionó una reunión oculta entre el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y funcionarios estadounidenses. La nota fue desmentida por la cancillería mexicana, pero por la tarde una versión de Vivian Salama, de Associated Press , con base en una supuesta transcripción de la llamada telefónica entre ambos presidentes a la que la agencia habría tenido acceso, confirmó el reporte inicial de Estévez, poniendo énfasis en la amenaza trumpiana de enviar elementos del Pentágono a territorio mexicano para controlar y detener a los “bad hombres”, como llama Trump a los criminales y narcotraficantes, debido a que el Ejército mexicano “está asustado”.

Una versión posterior de la Cnn, aunque matizada, vino a confirmar que se trató de una estrategia precisa y una filtración intencionada para liberarla a una periodista mexicana con conexiones en Washington, a la que después la agencia estadounidense AP dio solidez y sustento.

Es sabido que el estratega de la Casa Blanca, Steve Ba­nnon, es un experto en sembrar mentiras como parte de la guerra propagandística a favor de la derecha estadounidense. Por otra parte, Trump ha exhibido ante el mundo entero su estilo hostil y su capacidad para mentir y generar miedo. En su libro El arte de negociar, de 1987, escribió: “Me gusta provocar a mis adversarios. Para ver cómo reaccionan; si son débiles, los aplasto, y si son fuertes, negocio”.

Más allá de su veracidad y del hecho de que Trump ha agarrado de sparring al débil Peña Nieto, el ríspido encontronazo fue el colofón de 48 horas de insultos proferidos por funcionarios de la Casa Blanca, los días 25 y 26 de enero, a los integrantes de la delegación de alto nivel enviada por el presidente mexicano a la capital estadounidense.

La misión, encabezada por Videgaray e integrada entre otros por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, vivió un verdadero cuento de terror, ya que según fuentes periodísticas locales fue sometida a un trato agresivo y humillante por el jefe del gabinete trumpista, Reince Priebus. Corolario: el jueves 26 Trump “desinvitó” públicamente a Peña Nieto al encuentro que ambos sostendrían el 31 de enero, y fue varias horas después que el mandatario mexicano anunció que cancelaba la visita.

Juegos de enredos y presiones

Si bien el viernes 27 el Boston Globe, uno de los más influyentes diarios regionales de Estados Unidos, publicó un excepcional editorial sobre el conflicto, titulado “México enseña a Trump una importante lección sobre los límites del poder presidencial”, la decisión de Peña Nieto no se debió a un proceso de análisis de opciones para alcanzar el mejor objetivo posible para su país, sino a la acción unilateral de Trump y Priebus.

De acuerdo con la narración brindada por el propio Videgaray en la residencia oficial de Los Pinos a legisladores de todos los partidos –a excepción del Morena (el de Andrés Manuel López Obrador), que decidió no ir–, él y su comitiva vivieron en Washington “amenazas reales”. El canciller reconoció que bajo la batuta de Priebus los funcionarios de la Casa Blanca –entre los que figuraron el consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn, el estratega en jefe presidencial, Steve Bannon, quien desarrolló todo el plan electoral racista antimexicano, y el yerno y asesor de Trump, Jared Kush­ner– los sometieron a “mucha presión y hostilidad”. Y agregó: “Hubo mucha agresión (y se llegó) casi al insulto”. El choque se dio por la insistencia de Trump en que México tendría que pagar el muro.

Según Videgaray, él llegó solo a las oficinas ejecutivas de la Casa Blanca hacia las 7 de la mañana del miércoles 25 para hablar con Kushner, y le dijo que si durante su discurso de ese día en la Secretaría de Seguridad Territorial Trump mencionaba que México pagaría por el muro, como había anticipado en la víspera, la visita de Peña Nieto difícilmente se podría mantener. Cuando una hora después empezó la reunión bilateral, las discusiones se tensaron y hacia el mediodía se pusieron peor debido a una declaración de Trump a Abc News en la que reiteró que México pagaría el muro fronterizo. Entonces la dinámica de la mesa de negociación cambió: el encuentro presidencial del día 31 ya no fue la prioridad, y el diferendo se centró en las opciones por medio de las cuales México pagaría el muro, tema sobre el que las dos partes tenían posiciones excluyentes.

Según versiones periodísticas filtradas por legisladores que se reunieron con Videgaray en Los Pinos, el canciller mexicano comunicó a la presidencia lo que estaba ocurriendo en Wa­shington y pidió al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, información sobre temas técnicos para responder a sus contrapartes estadounidenses respecto de las exigencias de pago por el muro. Entre las propuestas manejadas por Priebus y su equipo estuvo la de imponer un arancel de 20 por ciento a las importaciones mexicanas.

Del asombro inicial el gobierno de Peña Nieto pasó a la molestia, y según la crónica de Videgaray, cuando se dieron las presiones, las agresiones y los insultos, él y su comitiva estuvieron a punto de irse. La razón que dio para no hacerlo fue que millones de trabajos en Estados Unidos y México estaban en juego.

Videgaray dijo que Trump había aceptado la propuesta que él le había hecho a Kushner de que no dijera que México pagaría por el muro cuando diera a conocer la orden ejecutiva para su construcción en la Secretaría de Seguridad Territorial, ese mediodía.

En Los Pinos se interpretó como una moderación del tono. Pero leyeron mal el mensaje esquizoide de la administración Trump. La cautela de Peña Nieto y sus asesores resultó tóxica. Y el jueves 26, cuando el presidente mexicano se estaba despertando en la Ciudad de México, Trump anunciaba vía Twitter que retiraba la invitación a Peña Nieto, quien de forma reactiva y tardía dijo que no viajaría a Washington.

Videgaray y Kushner buscaron tender un puente que evitara una ruptura diplomática, cuyo resultado fue la llamada telefónica del viernes 27, con el contenido revelado cinco días después por Dolia Estévez.

Al tomar la palabra en la reu­nión con los legisladores en Los Pinos, Peña Nieto admitió que las relaciones con Estados Unidos se encontraban en un punto “muy delicado”, pero dijo que su gobierno no podía romper ni permitir que se rompieran las pláticas. A su vez, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, reconoció que había “desconcierto”. Es decir, que el gobierno de Peña Nieto no tenía una estrategia que definiera cómo enfrentar el futuro inmediato.

Un modelo trastocado

El conflicto va para largo, pero México ya recibió tres golpes severos. El primero fue la firma de las órdenes ejecutivas de Trump para deportar a migrantes mexicanos y retomar la construcción del muro que desde 1986 se ha venido levantando a lo largo de 1.050 quilómetros, en la frontera común de 3.200 quilómetros.

El segundo golpe fue el trato dado a Videgaray; pero no fue una descortesía, fue una trampa. El mensaje fue que su “amistad” con el yerno de Trump no servía en Washington, o no tenía el amigo correcto. El chisme en los círculos de poder cercanos a la Casa Blanca fue que el superhalcón Steve Bannon –el hombre que difundió las mentiras sobre México durante la campaña y cuyo portal Brietbart News publicó, cuando Peña Nieto ganó la elección presidencial en 2012, que estaba vinculado al narcotráfico– derrotó a Kushner, el yerno del presidente.

El tercer golpe devastador, y el más grave, dada la investidura de los protagonistas, fue la reiteración manifestada por Trump a Peña Nieto de que no es amigo de México, ni piensa ni desea serlo. Esta animadversión ya había sido manifestada a los editores del Wall Street Journal en noviembre de 2015, cuando les dijo “honestamente, no me importa México”, y definió a los mexicanos como “corruptos y tramposos”.

Tras someter a Peña Nieto, a la clase política mexicana y a sus intelectuales orgánicos a la mayor prueba externa de estrés, miedo y terror que se haya vivido desde el siglo XIX, Trump puso además en evidencia el modelo económico al que han apostado en los últimos 30 años las elites vernáculas: a twitazos mañaneros desde Washington demostró que el sueño del “México maquilador” no era tan sólido, y echó de su zona de confort a una oligarquía y una partidocracia tercermundistas que se han visto pasmadas y paralizadas porque el paraíso neocolonial que ayudaron a prohijar a través de una “ventaja competitiva”, esto es, una forma aberrante de esclavitud moderna (verbigracia, la diferencia abismal entre el sueldo de un trabajador mexicano de la industria automotriz, que es de 8,24 dólares por hora, frente al ingreso de su par estadounidense por el mismo trabajo, que es de 46,35 por hora), se trastocó de la noche a la mañana.

La noche del jueves 26 Televisa reunió a un grupo de intelectuales y “comunicadores” que desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari hasta la fecha han venido actuando como reproductores de la ideología dominante, como Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín, Jorge G Castañeda y Rubén Aguilar, a los que se sumaron los periodistas del principal consorcio mediático privado Denisse Maerker, Joaquín López Dóriga y Carlos Loret de Mola. Frente al acoso de Trump a Peña Nieto, su misión fue discutir quién debía convocar a la “unidad nacional” detrás del presidente de la República.

En ese contexto, cabe destacar las nuevas directrices draconianas incluidas en el decreto ejecutivo sobre las deportaciones de migrantes indocumentados, que ya ha sido definido como una verdadera barbaridad en materia de derechos humanos.

El decreto establece que “cualquier persona que haya sido acusada de cometer un delito penal, aun si no ha sido sentenciada”, o cualquiera que “ha cometido actos que constituyan un delito penal acusable” (es decir, que las autoridades piensen que ha violado la ley, haya sido o no acusado formalmente de un delito), o se haya visto involucrado en una “falsa representación fraudulenta o dolosa” en relación con cualquier tema oficial o solicitud ante una agencia gubernamental, podrá ser deportado. Bajo esas condiciones, prácticamente cualquiera de los 12 millones de “sin papeles” podrá ser acusado de un delito “acusable” y ser deportado de manera obligatoria, con detención, fichaje biométrico y la inhabilitación para entrar legalmente a Estados Unidos durante diez años.

Los halagos de Slim a Trump

El 27 de enero el magnate Carlos Slim, el hombre más rico de México y a quien los millennials quisieran ver como presidente a partir de 2018, dijo que Donald Trump “no es Terminator, es Negotiator”. El racista, xenófobo y misógino que despacha en la Oficina Oval sería un “gran negociador” y tendría “una gran estimación por México”. Para el titular vitalicio del grupo Carso (Telmex, América Móvil, el grupo financiero Inbursa, Compañía Minera Frisco) y accionista mayoritario del The New York Times, que el 17 de diciembre cenó con Trump en Florida, lo peor para tratar con él es “enojarse”; Trump “está provocando para negociar”. A su juicio, Trump sólo encarna una “utopía regresiva”: trata de retornar “a la exitosa sociedad industrial (manufacturera) de Estados Unidos del pasado”.

La retórica de Slim no llamaría la atención si no tuviera tantos intereses en Estados Unidos. Como señaló Mario Maldonado, la relación de Slim con Estados Unidos pasa por tener el control del operador móvil virtual más grande del país (TracFone), ser socio de Larry King en la plataforma de video Ora.tv, lanzar un canal de televisión (Nueva Visión) y ser el mayor accionista individual del New York Times. Además, como reveló la revista Proceso, Carso Energy, de Slim, se asoció con la subsidiaria mexicana de Energy Transfer Partners para vender gas a la Comisión Federal de Electricidad. Sucede que Trump fue accionista de Energy Transfer Partners hasta marzo, al igual que su ahora secretario de Energía y ex gobernador de Texas, Rick Perry. No está de más reseñar que de los 50.700 millones de dólares que se estima posee Carlos Slim, entre 12 y 15 por ciento tienen que ver directamente con sus negocios e inversiones financieras en Estados Unidos.

Miembro de la elite liberal desterritorializada que se benefició del programa de globalización impulsado por la administración de Obama, Slim sabe que el trumpismo es una extensión del neoliberalismo por otros medios. O, al decir de Michael T Klare, una suerte de administración Reagan de los ochenta que ha tomado esteroides para ganar músculo.

Según James Petras, Trump es un “nacionalista-capitalista, un imperialista de mercado y un realista político” dispuesto a pisotear los derechos de los inmigrantes y de la mujer, la legislación sobre cambio climático y los tratados con la población indígena. Al igual que los legisladores republicanos en el Congreso, los miembros de su gabinete están motivados por una ideología belicista más cercana a la doctrina Obama-Clinton que a la agenda de “Estados Unidos primero”.

En ese contexto, el llamado a la “unidad nacional” y a “respaldar” a Peña Nieto formulado por Slim está dirigido a frenar las movilizaciones provocadas por el gasolinazo y encubrir la brutal lucha de clases desatada por los poderes fácticos contra las masas empobrecidas de México.

Tras la agenda de guerra global asimétrica de la administración Obama –con los rescates corporativos, las deportaciones en masa, sus drones y el Estado policíaco represivo–, el régimen neoliberal “recargado” de Trump no significa una ruptura sino que converge perfectamente y garantiza los intereses de la clase capitalista trasnacional.

Como ha señalado W I Robinson en De Obama a Trump: el fracaso de la revolución pasiva, el trumpismo y el brusco giro hacia la extrema derecha en Estados Unidos “es la progresión lógica del sistema político frente a la crisis del capitalismo global”. La elite liberal y su proyecto de globalización capitalista a través del discurso “más amable, más suave” del multiculturalismo –apunta– llegaron a un callejón sin salida y abrieron la caja de Pandora del “fascismo del siglo XXI”. La diferencia clave entre el nazi-fascismo del siglo XX y el resurgimiento de corrientes neofascistas tras la crisis financiera de 2008 es, según Robinson, que el primero “involucró la fusión del capital nacional con el poder político reaccionario y represivo”, en tanto que el segundo supone “la fusión del capital trasnacional con el poder político reaccionario”. En ese sentido, el régimen de Trump representa “la encarnación de la dictadura emergente de la clase capitalista trasnacional”.

Como ha advertido el experto en guerras irregulares y asimétricas Robert Bunker, asistimos a una “insurgencia plutocrática”. Y si bien existen contradicciones y confusión en las elites políticas y económicas trasnacionales, no cabe duda de que, desprovista de las máscaras de la era Obama, la administración Trump puede retrotraer el mundo a la época de las Cruzadas.

Calma chicha empresarial

Aunque en el corto plazo el Plan Energético Estados Unidos Primero, diseñado por el equipo de Donald Trump para la eliminación virtual de todo impedimento a la explotación de petróleo, gas natural y carbón, arroja sombras extraterritoriales sobre México, al igual que Slim los grandes empresarios aglutinados en el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios se han mantenido relativamente tranquilos. El 29 de enero otro millonario, el mandamás del grupo Bimbo, Daniel Servitje, publicó un artículo en el diario conservador Reforma en un tono similar al de Slim, pero enfocado en la defensa del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Aunque lanzó una crítica a la dirigencia gobernante mexicana por los “muros internos” que no se han derribado (“la impunidad, la inseguridad, la corrupción y la pobreza”), llamó a respaldar a Peña Nieto y también apeló a la “unidad nacional”.

Como comienza a manejarse después del grosero trato de Trump a Peña Nieto, la relativa tranquilidad de los grandes banqueros y empresarios de México podría tener que ver con que ya está en marcha, tras bambalinas, una negociación que, más allá del eventual estallido de una guerra comercial, no tocará a fondo los intereses del gran capital.

Brecha, Montevideo, 3-2-2017

http://brecha.com.uy/
Melania Trump demandó a diario por difundir que era escort
Melania Trump, esposa del presidente de Estados Unidos, pidió una indemnización por 150 millones de dólares por daños y perjuicios a la empresa Mail Media, la encargada de publicar el Daily Mail Online, después de que difundiera rumores de que trabajó como escort (trabajadora sexual de lujo).

Los abogados de Melania, presentaron la demanda en Nueva York porque “las injurias” dañaron la capacidad de la mujer para beneficiarse de su imagen de alto perfil.


“(Melania Trump) tuvo una oportunidad única en la vida, como una persona extremadamente famosa y muy conocida, además de exmodelo profesional, imagen de marca y empresaria de éxito, de lanzar una marca comercial con varias gamas de productos, cada uno de los cuales podría haberle proporcionado relaciones comerciales millonarias por un periodo de varios años durante los que la demandante es una de las mujeres más fotografiadas del mundo”, señalan.

Hace un tiempo, la esposa de Donald Trump ya había demandado a Mail Media Inc., en Maryland, sin embargo, en aquella ocasión el juez determinó que la demanda no procedía.



Líder Supremo de Irán llama a Donald Trump “novato” por mostrar la “verdadera cara” de Estados Unidos
Alí Jameneí, líder religioso supremo de Irán, se burló de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, a quien consideró “novato” por mostrar la “verdadera cara” de Estados Unidos, esto, después de que el mandatario estadounidense asegurara que Teherán no apreció que el gobierno de Obama le quitara sanciones, por lo que prometió mano dura.

En declaraciones transmitidas por televisión estatal, Alí Jamenei, quien toma todas las decisiones finales sobre las políticas de Irán, aseguró “¿Por qué deberíamos estar agradecidos con el gobierno estadounidense anterior? ¿Por qué impuso sanciones antiiraníes? ¿Por el grupo extremista Estado Islámico? ¿Por incendiar la región en Irak y Siria?”, cuestionó en lo que parece una respuesta a los tuits de Trump, donde escribió “Irán está jugando con fuego”, después de que Teherán ensayara un misil balístico y agregó que Irán “no aprecia lo amable que fue el presidente Obama con ellos. ¡Yo no!”.

El líder iraní, continuó en tono irónico, “estamos agradecidos con el Sr. Novato, por supuesto, ya que ha mostrado la verdadera cara de Estados Unidos y ha demostrado lo que Irán ha dicho desde hace 38 años sobre la corrupción política, económica, social y moral del gobierno de Estados Unidos” y agregó que el pueblo de Irán “no teme ninguna amenaza”.



Trump si cuestionó trabajo de Peña Nieto, según CNN
Una transcripción de la conversación entre los presidentes Enrique Peña Nieto y el estadunidense Donald Trump, a la que tuvo acceso la cadena CNN, señala que el magnate habría ofrecido apoyo “a lo grande” y sin tono amenazante para combatir a los cárteles en México.


Eso sí, según dicha versión, Trump cuestionó el trabajo del presidente mexicano en el combate al narco.

“Tienes algunos hombres muy malos en México con los que tal vez necesites ayuda. Estamos dispuestos a ayudar a lo grande, pero tienen que ser derrotados y tú no has hecho un buen trabajo combatiéndolos”, habría dicho Trump a Peña Nieto el viernes pasado, según el extracto de la transcripción de la llamada telefónica obtenida por CNN.

La cadena hizo énfasis en señalar que la transcripción obtenida “difiere con una lectura oficial interna de la llamada que sugería “equivocadamente que Trump contemplaba enviar tropas a la frontera de manera hostil”.

Recordó que la agencia Associated Press difundió esa información el miércoles pasado. También lo hizo Dolia Estevez, corresponsal de Aristegui Noticias en Washington, sin embargo CNN destacó que “tanto el gobierno de Estados Unidos como el de México negaron esa información”.

Añadió que hizo “numerosos peticiones” al secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, para preguntarle sobre los detalles de la conversación obtenidos por CNN, a lo que el funcionario respondió en un correo electrónico:

“Como notifiqué, los dos presidentes tuvieron una llamada muy productiva y discutieron cómo ampliar nuestra relación. En el comunicado entregado por ambos países se ofrece una reseña de la llamada”.

CNN indicó que “una fuente familiarizada con la llamada” le confirmó que Trump ofreció ayuda para lidiar con los “hombres malos” en México.

La misma fuente dijo que los funcionarios de carrera de la Casa Blanca están “avergonzados” por lo que sucede en las llamadas del presidente Trump con líderes extranjeros, conversaciones que los dejan “pálidos”.
Trump sí ofreció militares contra "bad hombres" en México: funcionario de EU
Un funcionario de la Casa Blanca confirmó el jueves que el presidente Donald Trump le dijo al mandatario mexicano Enrique Peña Nieto que podría mandar militares estadounidenses a enfrentar a los "bad hombres de ahí" si el ejército de México no lo hace.

La fuente dijo que el comentario fue en sentido "coloquial" y que era en referencia a la cooperación entre ambos países para combatir a los cárteles de las drogas.


The Associated Press fue el primer medio en reportar el miércoles que Trump hizo el comentario durante una conversación telefónica de una hora que tuvo con Peña Nieto el 27 de enero.

El funcionario habló con la condición de no ser identificado porque no estaba autorizado a dar información al respecto. Dijo que "esos comentarios fueron informales y formaron parte de una discusión sobre cómo Estados Unidos y México podrían colaborar para combatir a los cárteles de la droga y otros elementos delictivos y hacer la frontera más segura".

La fuente dijo que la conversación fue "placentera y constructiva".


Trump dijo que mexicanos no servían; humilló a Peña Nieto, y este no dijo nada

La periodista Dolia Estévez reveló parte de la conversación privada que sostuvieron el pasado viernes el presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump.

En el cierre de semana tensa, en la que Trump firmó la construcción del muro en la frontera, lo que ocurrió vía telefónica fue una humillación por parte del estadounidense al mandatario mexicano, sostuvo la reportera.

En entrevista para Aristegui en vivo, “fue una conversación muy ofensiva donde Trump humilló a Peña Nieto”.

“Obtuve información confidencial que pude corroborar sobre el contenido de la conversación que sostuvieron Trump y EPN el viernes pasado”, expuso.

Aunque hubo comunicados de prensa en Los Pinos y la Casa Blanca, “ninguno reveló de qué se habló”, recordó.

Lo que se presentó como una conversación armoniosa, “no fue así”. “Nos están engañando en decir ‘todo va muy bien’, ‘conversamos muy amistosamente’… aquí no quieren negociar, quieren confrontar a México”, aseveró Estévez.

“Trump le dijo a Peña Nieto que no necesita a México ni a los mexicanos, en tono amenazante, e incluso se quejó del mal papel que está haciendo el Ejército en el combate al narcotráfico”, apuntó.

“Incluso le sugirió que si son incapaces de combatirlo (al narco) quizá tenga que enviar tropas para que asuman esta tarea”, reveló.

“No necesito a los mexicanos, no necesito a México, vamos a construir el muro y ustedes van a pagar les guste o no”, fue lo que le dijo Trump a Peña.

“Trump siempre en tono humillante, ofensivo, dijo que los militares mexicanos no servían para su tarea de combatir el narcotráfico”, añadió. “Trump amenazó con usar la fuerza militar… la actitud de Trump fue todo menos que constructiva… si las fuerzas armadas mexicanas no pueden con el narcotráfico, él va a ampliar sus tropas”, mencionó.

También Trump “dijo que no permitiría que las drogas procedentes de México sigan masacrando a nuestras ciudades”.

Por si fuera poco, el presidente estadounidense “dijo que no quería ir a México en agosto pasado”, cuando estuvo en Los Pinos, pero que lo convenció uno de sus asesores más influyentes.

“Yo realmente ni quería ir a México en agosto pasado”, fue otro de sus dichos del mandatario estadounidense al mexicano.

“Ante esta insólita embestida de Trump, Peña no fue firme, balbuceó”, señaló e incluso el mexicano intentó explicar que México busca una relación constructiva con su vecino.

No es nuevo el desprecio que Trump ha manifestado hacia México, expuso. Y estos dichos vía telefónica “coinciden con su personalidad ofensiva”.

En la llamada telefónica, “Peña se hizo acompañar de personas de Relaciones Exteriores, incluido Carlos Sada”. Y junto con Trump “estuvo el yerno famoso y el estratega Bannon”, indicó Estévez.

Contrario a lo que informó el comunicado de Presidencia, la periodista precisó que la conversación en realidad no duró una hora, “sino que se prolongó por una hora porque se comunicaron a través de un intérprete”.

“Los minutos de intercambio fueron alrededor de 20 minutos”, puntualizó.

“Sí estuvieron en el teléfono una hora pero no estuvieron hablando continuamente”, porque había intérprete, explicó.

Estévez comentó que pese a lo ocurrido, en México siguen creyendo en una negociación con el gobierno de Trump.

La periodista también mencionó una reunión oculta entre el secretario Luis Videgaray y funcionarios estadounidenses, en la frontera sur de México, la cual no ha sido aclarada por la cancillería.
Donald Trump quiere arrebatar a mexicano terrenos de la Riviera Maya

“Simultáneamente a su campaña electoral, y aún ahora que arrancó su mandato, Donald Trump no pierde el tiempo para sus negocios. Se frota las manos por hacerse de 26 terrenos de alta plusvalía en la Riviera Maya, que pretende despojar a su legítimo propietario”, de acuerdo a la denuncia de Rodolfo Rosas Moya.

Cabe señalar que Trump mantiene juicios en México y Estados Unidos. Se cuentan hasta nueve demandas en varios juzgados. Van ya casi siete años, en los que los abogados de Trump han mantenido vivo este litigio, pues cuando pierde frente a algún medio de defensa de propietario de las tierras, interpone otro recurso en una estrategia que pareciera de agotamiento.

Aquí pareciera cuadrar la frase de Trump revelada en su libro El arte del trato: “Si mi adversario es débil, lo aplasto, y si es fuerte, negocio”. Fue en 2005, cuando un grupo de empresarios de Mérida y la Ciudad de México, acordaron con los gobiernos de Chiapas, Quintana Roo y el de la Ciudad de México realizar en forma conjunta un magno evento con el objetivo de promover de forma mundial a México.

La idea fue del empresario Pedro Ramírez Sierra, de la Ciudad de México, cuyo Grupo Promotor MU es especialista en la organización y realización de actos masivos. El grupo se puso en contacto con el empresario yucateco, Rodolfo Rosas Moya, conocido en la Península de Yucatán por su participación en obras públicas y privadas, a través de sus empresas constructora e inmobiliaria: Pyrsa Construcciones y Comercializadora Ronac.

Rosas Moya fue quien realizó el cabildeo del proyecto, convenció al entonces gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, y al de Chiapas, Juan Sabines, cuyas administraciones aportaron un millón de dólares cada uno.

“Miss Universe, entonces propiedad de Trump, obtuvo ganancias estimadas en más de ocho millones de dólares, derivadas del contrato que celebró exclusivamente con la empresa mexicana Grupo Promotor MU, más la utilidad de los derechos de transmisión”, explicó Rosas Moya.

Trump, en apariencia, había quedado conforme, al grado de que su hija, Ivanka Trump, asistió en Chetumal al último informe del exgobernador González Canto.

Posterior al Miss Universo, Trump recibió en su despacho, en Nueva York, a empresarios inmobiliarios de Quintana Roo, pues era conocida su intención de ampliar sus inversiones en el estado.

Dos años y medio después de celebrado el Miss Universo 2007, Rodolfo Rosas Moya recibió una notificación judicial, para enterarle que cinco de sus predios ubicados en la Riviera Maya, que acreditó como parte de las garantías, más otros 21, le fueron embargados en forma cautelar, para responder en lo futuro por una demanda de presuntos daños, por gastos no cubiertos en el certamen de belleza.

Son esos 26 terrenos de alta plusvalía, en la Riviera Maya, “lo que está buscando Trump para ensanchar sus propiedades y su influencia en los negocios turísticos”.

“Estaría reclamando unos 12 millones, que es lo que valen los cinco predios que presentamos en garantía, pero el total de 26 que nos embargaron de forma cautelar, valen más”, sostiene Rosas Moya.

Trump, ha venido perdiendo juicios y negociaciones de arbitraje de forma recurrente; el punto son las garantías que quiere hacer válidas, dos años después y durante siete años consecutivos que persiste en las demandas.

Los cinco terrenos se colocaron en un fideicomiso paralelo al contrato de celebración del evento, para complacer a Miss Universe. Sin embargo, el empresario yucateco en ningún momento participó, ni sus empresas, en las firmas de los contratos, se limitó a aportar sus bienes para cerrar el trato.

“Fue tres años después de realizado el evento con todo éxito y cuando Miss Universo había obtenido las ganancias y regalías derivadas del concurso cuando Trump, con el argumento de que hizo gastos que no fueron cubiertos por la empresa organizadora, y sin haber demostrado una razón jurídica, pretendió hacer efectivas diversas garantías, algunas de estas de Comercializadora Ronac como aval”.

El tribunal de Nueva York deslindó a Rosas Moya (JAMES ARBITRATION Case No. 1425013328) al considerar que Trump pretendió exigir indebidamente obligaciones al empresario mexicano.