Senadores gastan más 50 mil pesos en botanas por sesión
Desde el 4 de septiembre de 2012, día en que arrancaron las sesiones del Pleno del Senado, se han gastado 9.5 millones de pesos únicamente en café y alimentos para los 128 legisladores federales.

Según la Unidad de Eventos de la Secretaría General de Servicios Administrativos del Senado a cargo de Carlos A. Terán Camuñas, cada sesión del pleno cuesta 397.30 pesos por cada uno de los 128 senadores, lo que equivale a que cada día de sesión cuesta 50 mil 854 pesos.

Para los casos donde la sesión se prolongue, se pide un servicio extra de chapatas, el cual resulta en un costo extra de 60 pesos por senador, 7,680 pesos más, lo que da un total de 534.4 pesos por cada una de ellas.

Así, el costo promedio de una sesión del pleno está poco más de 5,000 pesos por arriba del promedio de una fiesta de boda o 15 años en una delegación como la Venustiano Carranza, o sólo 1,000 por debajo de una fiesta de ese tipo celebrada en la colonia Del Valle, en el DF.
Cada semana, el Senado eroga 101 mil 708.8 pesos para la realización de sus sesiones los días martes y jueves, cantidad que es equivalente al precio de una fiesta de boda o 15 años en los jardines de Cocoyoc, Cuernavaca, entre otras zonas del estado de Morelos, con alta demanda para este tipo de festejos