Javier Duarte, Moreno Valle, Gabino Cue y otros gobernadores se reunieron con 'El Chapo'
El sitio estadounidense de noticias InfoWars reveló que de acuerdo a un informante relacionado con el gobierno mexicano a un alto nivel, el capo Joaquín Guzmán Loera se reunió con 20 prominentes gobernadores del país azteca en el puertos de Mazatlán en el verano del año 2011, en pleno calderonismo, en un exclusivo resort del puerto de Mazatlán. Un buque artillado de la marina mexicana, así como un extenso operativo militar y policial, hicieron posible la reunión, en la que el informante pudo conocer a 'El Chapo'. 


Joaquín “El Chapo” Guzmán, el temido líder del Cártel de Sinaloa, fue invitado de honor a una reunión con varios gobernadores de estados mexicanos celebrada en Mazatlán en 2011, de acuerdo con una investigación del periodista estadounidense Wayne Madsen.

El sitio Infowars.com, manejado por el también periodista y comentarista de radio Alex Jones, reprodujo anteayer el reportaje de Madsen, según el cual Guzmán Loera usaba el penal de Puente Grande, Jalisco, de donde se escapó en 2001, como base de operaciones de su imperio, dado que todo el personal de la prisión estaba en la “nómina” del narco.

El informe de Madsen señala que, según sus fuentes, la sencilla primera fuga de “El Chapo” fue facilitada por el entonces presidente Vicente Fox, a cambio de una considerable cantidad de dinero como soborno.

El informante de Madsen, que en ese momento estaba de visita en el lujoso hotel Pueblo Bonio Emerald Bay en Mazatlán, dijo que a finales de junio de 2011 los huéspedes del lugar lo encontraron lleno de “policías federales” portando rifles AK-74, también llamados “cuerno de chivo” y varias camionetas Hummer color negro a la entrada.

Los agentes revisaban a todo aquel que ingresaba al hotel. En el lobby del edificio, el informante notó un considerable grupo de hombres de “porte distinguida”, vistiendo trajes y uno de ellos, alto y de apariencia amenazante era claramente el centro de la atención.

El hombre era, según Wayne Madsen, Mario López Valdez, gobernador panista del estado de Sinaloa.





Irónicamente, el hombre que López Valdez había derrotado apenas en 2010, el priista Jesús Vizcarra Calderón, estaba ligado al Cártel de Sinaloa, en especial a Ismael Zambada García, uno de los más buscados por el FBI en Estados Unidos, por traficar con drogas en Sinaloa, Durango, Quintana Roo y Nuevo León.

Sinaloa es el territorio de “El Chapo”. La fuente de Madsen dice que un barco de la armada de México estaba anclado justo frente a la costa del hotel. El informante tuvo acceso a la reunión, en la cual no se permitían fotógrafos debido a uno de los invitados, que se observaba entre los gobernadores.

Sentado a un lado de la piscina, estaba Joaquín “El Chapo” Guzmán. En un principio, el informante no notó que era “El Chapo”, de quien dijo se comportó como un “perfecto caballero y fue muy amistoso”, además de que afirmó que tenía negocios en Houston y una residencia en Texas, señaló.

Además de estar con López Valdez, “El Chapo” convivió según el informante con gobernadores como Carlos Lozano de la Torre, de Aguascalientes; Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, de Baja California Sur; Fernando Ortega Bernés de Campeche; Cesar Duarte Jaquez, de Chihuahua; Mario Anguiano Moreno de Colima; Jorge Herrera Caldera, de Durango; Ángel Heladio Aguirre Rivero, Guerrero; José Francisco Olvera Ruiz de Hidalgo; Rodrigo Medina, de Nuevo León; Gabino Cué Monteagudo de Oaxaca; Rafael Moreno Valle de Puebla; José Eduardo Calzada Rovirosa de Queretaro; Roberto Borge Angulo, de Quintana Roo; Fernando Toranzo Fernández de San Luis Potosi; Guillermo Padrés Elías de Sonora; Egidio Torre Cantú, de Tamaulipas, Mariano González Zarur de Tlaxcala; Javier Duarte de Ochoa de Veracruz; y Miguel Alejandro Alonso Reyes, de Zacatecas.

Extrañamente, la página de la Conago sólo da cuenta de dos reuniones en 2011, en mayo y diciembre, y no menciona ninguna en junio.

En 2013 sí hubo una reunión de gobernadores en Pueblo Bonito, pero la de junio de 2011 parece que se dejó fuera del registro.

El informante asegura que de acuerdo con lo que platicó con los asistentes a la reunión, muchos de los gobernadores agradecían el dinero que “El Chapo” mantenía en circulación en sus estados.

Para entidades con mucha afluencia de turistas, como Sinaloa, Campeche, Quintana Roo, Veracruz y otros, el dinero sucio de “El Chapo” ha construído un importante número de hoteles de lujo que llevan a esos estados más dinero procedente de todo el mundo.

No hay muchas dudas entonces sobre las fugas de “El Chapo”. Con al menos dos usurpadores y una docena de gobernadores en sus bolsillos, Guzmán Loera parece a invulnerable a la prisión o a los arrestos, e incluso a la extradición a Estados Unidos, a cuyas autoridades y justicia ha evadido durante varios años.

Los intentos de Estados Unidos por extraditar al “Chapo” han resultado en constantes fracasos, y de ahí se renueva la especulación, dice Madsen, de que su primer escape de la prisión así como el más reciente, fueron logrados en complicidad con funcionarios mexicanos de alto nivel, en este caso Enrique Peña Nieto.

Además, señala Madsen en su investigación, hubo temor en el gobierno mexicano de que la extradición de “El Chapo” pudiese resultar en la revelación de los funcionarios implicados en las operaciones de Guzmán Loera, incluyendo a Vicente Fox y a Enrique Peña Nieto.

Fuga Retraso

La alerta de la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán llegó a los militares casi a la medianoche.

Militares

El Octavo Regimiento Mecanizado, cuya base está cerca del penal del Altiplano, recibió el aviso del escape a las 23:30 horas del sábado 11 de julio, cuando el delincuente se había fugado desde cerca de las nueve de la noche.

Movilización


“Salimos todos de los dormitorios o donde estuvieran y nos reunieron en el patio principal para darnos instrucciones, nos informaron que se había fugado ‘El Chapo’, y nos dieron diferentes comisiones”, dijo un militar, de acuerdo con la página web del periódico “24 Horas”.