'Ni más barata', pero mexicanos hicieron fila para cargar en primera gasolinera extranjera
Después de que abriera la primera estación gasolinera extranjera, propiedad de Combustibles BP (British Petroleum), en Satélite, cientos de automovilistas se conglomeraron, sufrieron largas filas y obstruyeron la circulación de Periférico Norte para cargar gasolina.


En vista de las filas interminables, los administradores de la gasolinera BP decidieron ofrecer café y agua gratis a sus clientes, ofrecida por edecanes.

“No ofrecemos ni gasolina más barata, ni litros extras, sin embargo los automovilistas están interesados en conocer nuestro combustible que es gasolina mexicana que compramos a Pemex”, dijo Ramón Peña, vocero de Combustibles BP, citado por El Universal.

“Dicen que el precio de la gasolina es menor al de otras gasolineras y que por cada 10 litros te regalan uno, por eso vine aquí”, afirmó Luis un automovilista que después se dio cuenta de que esto era falso.

“Tardé 10 minutos formado en Periférico, para lograr entrar a la estación de servicio”, dijo otro conductor.

La gasolinera empezó a operar el 8 de marzo en Periférico Norte, frente a las Torres de Satélite y en ocho días, la estación de BP ha superado las expectativas con la venta de entre 80 mil y 100 mil litros de combustible al día.

En junio de 2016 empezaron a operar las primeras tres franquicias de gasolineras diferentes a Pemex.

En julio de 2016, la cadena de tiendas Oxxo, propiedad de Femsa Comercio, lanzó su servicio de distribución de combustible llamado “Oxxo Gas” en 14 estados de la República Mexicana. Se trata de 355 gasolineras distribuidas por 14 estados: Nuevo León, Coahuila, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Querétaro, Quintana Roo, Jalisco, Zacatecas, Colima, Yucatán, Tamaulipas, Chihuahua y Durango.

Para diciembre de 2016 el número de gasolineras privadas ascendía a 946 estaciones de servicio, 7.8 % de los casi 12 mil expendios de gasolina que operaba Pemex en el país, de acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y de las propias empresas.

A finales de febrero de 2017, fuentes de Presidencia revelaron que la compañía estadounidense Walmart, el minorista más grande del mundo, también quiere participar de la reforma energética de Enrique Peña Nieto y colocar sus propias gasolineras en la República Mexicana.
Tlaxcala vende combustible ecológico a 13 pesos el litro… ¡y no daña los autos!
“Yo lo estoy vendiendo a trece pesos el litro para hacer la competencia con las gasolineras y ofrecer una opción con eso del gasolinazos de que subió la gasolina Premium a más de 17 pesos”, comentó Adolfo Fernández en una entrevista concedida al diario Metro.


 En Tlaxcala es posible encontrar combustible barato y ecológico a 13 pesos el litro. Se trata de Oxifuel, la primera cadena ecológica que tiene su sucursal entre Tetla y Apizaco, que fue abierta por el empresario Adolfo Fernández.

Oxifuel es una franquicia que distribuye Etanol. Este combustible debe de rebajarse con gasolina, debido a que tiene un octanaje de 113 puntos; excediendo los octanos del combustible normal, que en el caso de la Magna es de 87 y de 92 en caso de la Premium.

Con el 50 por ciento de gasolina el Etanol se rebaja entre 95 y 97 octanos, contaminando menos. Además de que es más barata. En esta temporada en que la gasolina alcanzó precios exorbitantes, Oxifuel agotó en tres días su dotación de cuatro mil litros.

En la página web de Oxifuel se informa que se trata de una franquicia mexicana que tiene su matriz en Orizaba, pero cuenta con más de 50 puntos de venta en estados como Puebla, Veracruz y Tlaxcala. }
Pemex vende a 7 pesos el litro de gasolina en Estados Unidos
Los precios que ofrece Pemex es su flamante gasolinera franquiciada en Houston, Texas, que abrió ayer, representan la mitad respecto del que ofrece en la mayor parte de su país de origen.

La petrolera nacional vendió ayer la gasolina sin plomo de 95 octanos (unleaded) en la ciudad texana a 1.549 dólares por galón, que al tipo de cambio al menudeo actual de 17.02 pesos equivale a 6.98 pesos por litro. 

Ese precio es prácticamente la mitad del precio de la Magna en México, un combustible de menor calidad que Pemex vende a 13.57 pesos por litro y también contra los 14.38 pesos que cuesta cada litro de Premium en el interior de México. Es decir que Pemex vende en ciudades como el DF, Guadalajara y Monterrey, la Premium 106 por ciento más cara que a los texanos de Houston.

Allá, Pemex no vende gasolina regular, la directamente comparable con la Magna.

La gasolina en esa ciudad estadounidense es 32 por ciento más barata incluso que en la zona fronteriza mexicana, que goza de precios diferenciados. Ayer la Premium se vendió en las gasolineras de Reynosa en 9.43 pesos y en Ciudad Juárez en 10.24 pesos.

En diésel, la situación no es muy distinta. Pemex lo vendió a 2.05 dólares por galón en Houston, equivalente a 9.23 pesos por litro, contra 14.20 que se vende el combustible en México, lo que representa que en la ciudad texana está 35 por ciento más barato que en el país azteca.