Belinda enojó al Papa Francisco por ocupar el lugar de enfermo

La cantante Belinda enfrenta una nueva polémica, ahora con motivo de la visita del Papa Francisco a
México.

Según información de la revista “Tv y Novelas”, la cantante protagonizó un incidente en Morelia, Michoacán, pues en un evento con el Pontífice ingresó a un área para personas enfermas o con
alguna discapacidad, lo que incomodó al líder de la Iglesia católica.

“Algo molestó al Santo Padre, parece que vio a una persona ocupando un lugar que no debería”, dijo la periodista Valentina Alazraki en plena transmisión, mientras que en pantalla se veía a Belinda sosteniendo la mano del Papa Francisco.

“Al Papa le molesta que la gente ocupe un lugar que no es para ellos, porque le quita la oportunidad a un enfermo de estar cerca y recibir su bendición”, añadió Alazraki.
El secuestro de Francisco

La visita de Francisco a México empezó con una contradicción. El Papa más sencillo y comprometido con los que menos tienen, fue recibido el viernes con un carnaval VIP de cinco mil personas invitadas por la Presidencia de la República en el hangar presidencial que dibujó el México de los privilegiados, y al México de segunda clase, el de las calles. A la escalerilla del avión que lo trajo desde Roma le tendieron una alfombra roja que Francisco, congruentemente, evadió pisar. No registraron el desaire. La recepción faraónica oficial en Palacio Nacional seguiría conforme a lo planeado. El gobierno le preparó el sábado un champurrado de protocolo con honores de jefe de Estado, ante un auditorio similar al de un Informe de Gobierno, con el añadido del coro de familiares de funcionarios que como si fuera un coliseo, pedían con gritos que los bendijera. ¡Qué espectáculo!

El sábado en Palacio Nacional Francisco parecía incómodo y estuvo rígido durante un buen tiempo de ese acto coreografiado como todos los que hacen en Los Pinos. En su discurso de apertura, Francisco había recurrido a Octavio Paz y El Laberinto de la Soledad para hallar la comprensión de la forma como se comportan y actúan los mexicanos, que tuvo una gran demostración en vivo de los misterios y complejidad de la cultura mexicana. El Papa habló de que cada vez que se busca el camino del privilegio o beneficios de unos pocos en detrimento del bien de todos, tarde o temprano la vida en sociedad se vuelve terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión y la violencia.

No hablaba de unos mexicanos, sino de todos, aunque llevaba como destinatarios claros a “los dirigentes de la vida social, cultural y política”, sentados frente a él, que tenían la obligación de darle a su pueblo acceso a las necesidades mínimas básicas, justicia real, seguridad efectiva y un entorno sano y pacífico. Al final, los aplausos –algunos desproporcionados lo hacía como focas– mostraban la desconexión entre los dos México. ¿Qué habrá pensado el Papa ideológicamente más comprometido con el segmento menos favorecido de la sociedad ante ese ritual en sus antípodas? Nada bueno, se puede suponer, pues no les hizo caso ni los bendijo. Frente a él, en cambio, pudo ver los ejemplos de esa cultura sibilina mexicana que esconde su estructura de castas.

Era el principio del propio laberinto mexicano con el que ha topado Francisco, el Papa del pueblo al que han aislado del pueblo. La gente en las calles ha visto reducidas sus posibilidades de acercarse y ver a Francisco. En el Zócalo de la Ciudad de México, 70 mil personas iban a poder estar cerca de él, pero el acceso se redujo a casi la mitad por una decisión del Estado Mayor Presidencial que sólo se entiende por su paranoia trastocada sobre la seguridad –¿por qué seguirán permitiendo que el presidente y el secretario de Gobernación viajen juntos por aire?–, que ha alejado de Francisco a lo que más quiere: la gente.

¿Sabrá el Papa que la guardia presidencial tiene al México de las calles alejado de él? En la prensa se han comenzado a registrar las bajas audiencias en los eventos del Papa, que adjudican a un problema de fe al compararlo con las cinco visitas de Juan Pablo II, pero que soslaya que la seguridad es tan enfermizamente draconiana que incluso personas que tenían pases para entrar a las misas, no han podido ingresar a las iglesias.

El Papa está secuestrado y no se ha dado cuenta. La seguridad ha desanimado a muchos. Para poder ir a una misa, tuvieron que llegar 12 horas antes del inicio programado para ubicarse en sus lugares. En Ecatepec, por ejemplo, le gente estuvo todo ese tiempo sin poder comer ni tomar agua, porque la seguridad les impidió introducir alimentos y bebidas. El Estado Mayor Presidencial, bajo un diseño autorizado en la más alta oficina pública de este país, lo quiere inocular. Hay temor de un ataque terrorista en su contra sobre territorio mexicano –no hay ninguna amenaza de ello, pero siempre se establecen protocolos de seguridad bajo esas presunciones–, pero no parecería por el comportamiento militar con la gente de que eso fuera la principal preocupación política. El presidente Enrique Peña Nieto decidió un marcaje personal al Papa y despachó, a cada uno de los estados que visitará, a un secretario de Estado o a su personal más cercano en Los Pinos. ¿Qué es lo que no quiere el presidente que el Papa vea? O, ¿a quién no quieren que vea?

Los únicos auditorios donde los espacios de movimiento han sido más amplios son aquellos donde el control de Los Pinos es absoluto y pudo sellar el espacio: el Hangar Presidencial y Palacio Nacional. Es decir, donde se encontraban varios de los destinatarios de sus discursos iniciales, los que no tienen “la mirada limpia”, los que se han dejado corromper por el materialismo trivial, los príncipes de la jerarquía eclesiástica mexicana, o donde se mezclaban complicidades perversas –la más notable, en Palacio Nacional, prelados y líderes que protegieron pederastas y algunos de quienes han lucrado de los que menos tienen–. Este es el México que tiene acceso a Francisco; uno muy pequeño pero poderoso que hasta este momento ha higienizado la visita papal al alejarlo de aquellos con quienes venía a estar.

Twitter: @rivapa
Angélica Rivera quiere vestir como santa y viola protocolo

Ayer por la noche, el presidente de México y su esposa Angélica Rivera se encargaron de recibir al Papa Francisco I en el aeropuerto de la Ciudad de México. Sin embargo, fue durante este acto oficial que la primera dama causó dudas sobre el protocolo de vestimenta para una esposa de un funcionario público al encontrarse con el sumo pontífice.

Y es que según el protocolo, sólo las reinas católicas pueden vestir de blanco frente a su Santidad, algo que se denomina como ‘Privilège du blanc', al encontrarse con él en el Vaticano. Es decir, sólo mujeres de la realeza como Letizia de España, Matilde de Bélgica y María Teresa de Luxemburgo pueden presentarse así frente al Papa. Esto en señal de agradecimiento por la ayuda de evangelización que ha recibido de estos reinos en la historia.
 
Sin embargo, cuando el Papa visita algún país, se recomienda que las primeras damas y esposas de funcionarios lleven colores oscuros, de preferencia negro, y sin diseños o estampados cuando se encuentran frente al máximo líder de la iglesia católica, ya sea en audiencias privadas o actos oficiales como el de ayer.

De hecho, en sus anteriores encuentros con Francisco y en su tiempo con Benedicto XVI en el Vaticano, Angélica Rivera había lucido atuendos de encaje en color negro y velo que cubría su cabeza, algo totalmente diferente a lo que portó ayer.
Detienen a sujeto que presuntamente intentaba atacar al papa Francisco

Personal de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México detuvo a un sujeto que amenazaba con atentar en contra del Papa Francisco, durante su recorrido hacia el Zócalo capitalino.

Sobre la calle Francisco I. Madero, a la altura del Palma, el hombre aparentemente drogado, comenzó a despotricar en contra de la iglesia, amenazando que al tener al frente al jefe del Estado Vaticano lanzaría un artefacto.

Los policías de la Ciudad de México y personal del Estado Mayor Presidencial aseguraron al hombre, quien tenía en su poder solventes y un cohete,
Más de 20 mil policías cuidarán al Papa Francisco
El Estado Mayor Presidencial y demás fuerzas de seguridad no coartarán la libertad de expresión de quienes acudan a los eventos religiosos encabezados por Papa Francisco, prometió la Secretaría de Gobernación (SG).
“El Estado Mayor Presidencial y las fuerzas federales, estatales y locales de seguridad lo único que cuidarán serán los elementos de seguridad del Papa y de los asistentes a los eventos así como las normas de protección civil.
“No tienen absolutamente ninguna intención de coartar o limitar ninguna expresión que pudiera darse”, dijo Humberto Roque Villanueva, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la SG.
El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, informó que dentro del operativo de seguridad para la visita del Papa serán comisionados 13 mil 250 elementos de esta corporación, incluidos 2 mil de la Gendarmería Nacional, así como 13 aeronaves.
En el caso específico de la PF desplegará un operativo en las carreteras que conducen a las cinco entidades en las que estará el también jefe del Estado Vaticano. Igualmente instalará 42 puestos de “seguridad, orientación y auxilio a los ciudadanos”, es decir, se protegerán los recintos en los que se celebren las actividades religiosas pero también los puntos que conducen a ello.
Galindo dijo que con este despliegue de recursos humanos y materiales no se dejarán al descubierto otras tareas de la PF.
El Pontífice pernoctará, durante toda su visita, en la Nunciatura Apostólica, ubicada en el sur de la ciudad de México. Tanto el subsecretario como el comisionado de la PF dijeron que ello obedece a motivos de “comodidad” del visitante no de seguridad.
Angélica Rivera hará un gran negocio con visita del Papa


Para todos aquellos que estaban al pendiente de los proyectos (¿?) de la esposa de Enrique Peña Nieto, pues les tenemos unas encantadora noticia. Resulta que la multimillonaria actriz, y acérrima enemiga de Kate del Castillo, será la que organice todo el espectáculo cómico-mágico-musical para recibir al Papa Francisco.

Como todos sabemos, Angélica Rivera no le causa ninguna simpatía al Vicario de Cristo, y con tal de que el líder religioso le eche una miradita, la antigua empleada de Emilio Azcárraga Jean, mueve cielo mar y tierra con tal de encontrar el perdón del representante de Pedro en el planeta Tierra.

Para ponerle un poquito más de limón a la herida, recordemos que Jorge Bergoglio siente un poquito de náuseas cada vez que escucha la palabra “PRI”. Tan solo recordemos que el Papa, usó el término “mexicanización” para referirse a la mafia política, corrupción y abuso de poder.

(¿Por qué a todos se nos vino a la mente la figura de Manlio Fabio Beltrones cuando dijo eso?)

Pero regresando al tema, debemos puntualizar que Angélica Rivera tiene chequera abierta para financiar el video y la canción oficial del Papa Francisco titulado “Luz” el cual espera superar al mismísimo coro celestial, contando con todo el apoyo de todas las grandes estrellas de Televisa.

Todo pinta y suena bien, pero cuando llegamos al punto de quién será el encargado o encargada de recibir las cuantiosas ganancias del disco que se pondrá a la venta, entonces ahí es donde tuerce la cola la marrana…porque eso de confiar ciegamente en la Gaviota, pues como que es casi imposible.

Conociendo el gusto de Angélica por comprar mansiones multimillonarias, nuestro consejo sería que el Vaticano se hiciera cargo de todo lo referente al dinero que generará la venta de dicho material.  No es que la Santa Sede sea el ejemplo vivo de la honestidad, pero al menos sabremos que los cientos de millones de dólares de ganancia, se los llevarán a Roma y no se quedarán en los bolsillos de gente muy pero muy cuestionada.

Así las cosas en México: siempre que hay un negocio grande, aparece Angélica Rivera.

No es que tengamos algo en contra de la Gaviota, ¿pero a poco no suena absurdo que habiendo tantos productores nacionales y extranjeros con amplia experiencia en temas y videos musicales, haya tenido que ser la esposa del presidente la elegida para este proyecto?

No hay más, el gobierno de Enrique Peña Nieto sí que salió bueno para las transas.

¿Alguien apoyará a Angélica Rivera?

(Editorial)
Vaticano da a conocer pequeña parte de fortuna valuado en mil millones de dólares
El Vaticano sacó a la luz más de mil millones de dólares de patrimonio hasta ahora desconocido, incluyendo por primera vez en sus balances anuales recursos sin reportar en años anteriores, ya que criterios presupuestarios internos no lo exigían.


Según informó la sala de prensa de la Santa Sede, el patrimonio neto del Vaticano se incrementó en 939 millones de euros (mil 20 millones de dólares), como consecuencia de los ajustes realizados para incluir todas las actividades y pasivos en los balances de cierre de 2014.

Precisó que en los entes vaticanos revisados, las actividades precedentemente administradas fuera del balance sumaban mil 114 millones de euros (mil 212 millones de dólares), mientras los pasivos sumaban 222 millones de euros (241 millones de dólares).

Se trata de dos “balances consolidados”, uno correspondiente a la Santa Sede y otro a la Gobernación del Estado del Vaticano.

El primero tiene que ver con los ministerios de la Curia Romana que prestan servicio a la labor universal del Papa, el segundo hace referencia a la gestión práctica de las 44 hectáreas que ocupa el Estado pontificio en Roma y todas sus dependencias.

A partir de este año, la Secretaría de Economía impuso nuevos criterios de contabilidad (los principios contables internacionales para el sector público), que permitieron la aparición de todo ese patrimonio hasta ahora manejado por fuera de los presupuestos.

De todas maneras, esto no impidió que el balance 2014 de la Santa Sede arrojara un déficit de 25.6 millones de euros (27.8 millones de dólares), muy cercano al déficit de 24.4 millones (26.5 en dólares) registrado en 2013.

Aplicando a los resultados de 2013 el mismo tratamiento contable utilizado para 2014, el déficit de 2013 habría sido de 37.2 millones (40.5 millones de dólares), con un mejoramiento en el último año en gran parte atribuible a las “buenas inversiones conducidas por la Santa Sede”.

En 2014 los ingresos por las contribuciones que todas las diócesis del mundo mandan al Vaticano sumaron 21 millones de euros (22.9 millones de dólares), y el aporte del Instituto para las Obras de Religión (conocido coloquialmente como el “banco vaticano”) fue de unos 50 millones (54.5 millones de dólares).

El informe aclaró que, como en los años precedentes, el gasto más significativo incluido en el balance de la Santa Sede es el costo del personal: 126.6 millones de euros (138 millones de dólares) para dos mil 880 empleados distribuidos en los 64 entes.

El segundo de los balances de 2014, correspondiente a la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, arrojó un superávit de 63.5 millones de euros (69.2 millones de dólares), con una mejora respecto al 2013 (habían sino entonces 33 millones de euros de ganancias).

Esto, indicó el informe, en gran parte debido a los “significativos” ingresos derivados de las actividades culturales (especialmente los museos) y las inversiones favorables. La Gobernación del Estado pontificio indicó que cuenta con mil 930 empleados.

El Balance precisó que se han presentado los presupuestos para 2015, que incluyen un total de 136 entes sujetos a control de la Secretaría de Economía.

“Los presupuestos indican que es probable que los déficits registrados en estos años continúen también en 2015”, indicó.

“Mientras se están realizando rápidos progresos en la aplicación de las reformas solicitadas por el santo padre, el paso a las nuevas políticas de administración exigirá probablemente algunos años”, añadió.

(Con información de Notimex)