Se suicida hija de mafioso porque nadie fue a su fiesta de graduación
Maria Rita tuvo que cargar con su apellido, Logiudice, durante los 24 años que vivió. Es el título de una famosa familia mafiosa de la ‘Ndrangheta que todos conocen en la región de Reggio Calabria por varios casos de asesinatos, venganzas, extorsiones, robos y otros actos criminales. Su padre, Giovanni, está en la cárcel y sus tíos, Luciano y Nino, y varios de sus primos también tienen causas pendientes.


El peso de ese apellido es el que, según apunta la investigación, llevó a la joven a suicidarse el domingo pasado. Antes de celebrar su fiesta de graduación por haber terminado la carrera de Economía en la Università degli Studi Mediterranea de Reggio Calabria, confesó tanto a su novio como a sus amigos quién era su padre. A la fiesta no acudió nadie y Maria Rita se tiró por el balcón de su casa, sin dejar ningún mensaje de despedida.

La noticia ha conmocionado Italia porque es un ejemplo de una joven que quiso encontrar en los estudios una vía de escape para alejarse de los crímenes de su familia e huir de la ‘Ndrangheta. Obtuvo siempre buenas notas y participó en viajes de estudios a Fráncfort y a Bruselas para visitar el Banco Central Europeo y la Comisión Europea con la intención de salir de su región, pero el rechazo social fue más fuerte que todo ello.

El fiscal jefe de Reggio Calabria, Federico Cafiero de Raho, afirmó que “el aislamiento, la marginación y la exclusión llevaron a quitarse la vida” a la joven. “Esto debe tocar la conciencia de todos. Si hay una chica que se ha labrado un camino en la vida académica con su propia honestidad, ha conseguido graduarse como instrumento para alejarse de la familia mafiosa de la que forma parte y no somos capaces de integrarla, hemos perdido todos”, añadió el magistrado.

Para de Raho, la muerte de la estudiante “es un hecho gravísimo del que todos somos responsables. Hemos perdido a una joven que estaba intentando tomar un camino diferente, no hemos tenido la sensibilidad de comprender que hay cambios en los que todos debemos participar”.

La familia de la joven ha pedido que se efectúe la autopsia y, hasta que se obtengan los resultados, el funeral quedará pospuesto. El abogado de los Logiudice, Renato Russo, advirtió que la familia quiere descubrir cuál es la causa de la muerte y llegar a cualquier pista que la pueda explicar. “La madre ha dicho que la vio muy rara y alterada la noche antes del suicidio y eso es algo que le ha quedado grabado en la mente, porque la chica no bebía, no fumaba y nunca ha consumido drogas”.

Angela Corica, periodista de Il Fatto Quotidiano especializada en mafia, procedente de la misma región que Maria Rita Logiudice y víctima también de los grupos criminales —que la han amenazado y agredido por contar sus delitos— cree que este cambio del que habla el fiscal “todavía no es posible”. Opina que “el papel de las víctimas aparece siempre muy lejano” y recuerda que, en este caso, no se han sabido interpretar los mensajes de la víctima, las ganas de huir de un mundo al que no pertenece. Corica llama a preguntarse cuánto puede atormentar un apellido como Logiudice a una chica que sueña con un futuro lejano del dolor y la muerte, de la cárcel y de la ley del silencio.

(Información: EL PAÍS)
Interprete de Judas muere ahorcado en viacrucis; espectadores pensaron que era una actuación

En la localidad de Barranquillas, municipio de Tancítaro Michoacán, cientos de personas presenciaron el viacrucis más real nunca antes visto. José Ignacio, quien interpretaba el papel de Judas Iscariote, murió asfixiado ante las miradas atónitas de los asistentes.

A mitad del acto religioso, el joven de 23 años, colocó una soga alrededor de su cuello mientras permanecía parado en un bote, pero perdió el equilibrio y resbaló. Así, durante minutos el cuerpo del joven quedó pendido del árbol, pero los asistentes creían que era parte de la representación.

Testigos explicaron que tras el incidente, se trató de reanimar al joven, frente a decenas de asistentes que aun no se percataban de lo ocurrido. Momentos más tarde, José Ignacio fue trasladado a una clínica, pero en el camino los paramédicos confirmaron que ya había perdido la vida.

A decir de las autoridades, representantes de la Fiscalía Regional se trasladaron al lugar para dar inicio a las averiguaciones correspondientes.

La muerte del Judas, se suma a una sucesión de hechos desafortunados que podrían hacer de esta, la Semana Santa más trágica para Michoacán.
Pareja de jóvenes se intentan suicidar pero sólo se lesionan, dejaron carta a familia
Dos jóvenes, hombre y mujer, se lanzaron de la parte alta del centro comercial La Cúspide, a más
de 15 metros de altura; aunque sobrevivieron resultaron con lesiones severas; los muchachos
dejaron cartas dirigidas a sus familias.


Fuentes locales informaron que alrededor de las 20:00 horas de hoy los dos jóvenes, identificados como Karla y Erick, ambos de 14 años de edad, se lanzaron desde la parte alta del citado centro comercial, al parecer del mirador del sitio, y cayeron en el asfalto.

Testigos relataron que el cuerpo de la joven quedó en el carril de incorporación de La Cúspide a avenida Lomas Verdes, dirección hacia Periférico, y junto a sus pies estaba el cuerpo del muchacho.

Encargados del centro comercial refirieron a la policía que los jóvenes se aventaron de una altura de por lo menos 15 metros. Mencionaron que los jóvenes dejaron cartas dirigidas a sus familias, donde aseguran que fue una decisión tomada en pareja.
Adolescente se suicidó por llamarse Brayan
Un joven del Distrito Federal que se llamaba Brayan se suicidó tras ser blanco de burlas por parte de sus compañeros.

La víctima tenía tan solo 14 años y vivía en la delegación de Tlahuac. Pero su bienestar se vivió perjudicado por el bullying y los insultos.

Brayan Arturo Méndez Rodríguez tomó la fatal decisión debido a que no podía soportar vivir en medio de una clima de ofensas y burlas a raíz de su nombre.

La discriminación contra el adolescente se manifestaba en redes sociales y en su vida real pues incluso sus amigos más cercanos y algunos familiares lo humillaban hasta el cansancio.

El menor era un joven normal pero desde hace algunas semanas su vida se volvió un martirio.

Su madre contó que a su hijo le decían de todo, porque era bajito y de tez morena. “Tus padres querían un niño gringo y de ojos claritos, y pues no”, le decían, según reveló su progenitora.

Brayan se ahorcó con un cable eléctrico tras llegar a su casa de una fiesta, en donde bebió alcohol. Sus familiares encontraron su cuerpo sin vida, de acuerdo con reportes de la policía del D.F.

En una sociedad clasista y discriminadora como la mexicana llamarse “Brayan” es motivo de burlas a partir de un famoso meme que refiere a dicho nombre.

En redes, llamar a alguien Brayan va en desmedro de su honor, pues se asocia el nombre a personas de ingresos económicos bajos, conductas agresivas o dedicadas a la delincuencia.