in

Historia de un chofer con discapacidad de Uber y reflexión sobre la discriminación


Un ciudadano de nombre, Mario Miranda, compartió en Facebook su historia al tomar un Uber con un chofer con una discapacidad auditiva.

El chofer, José Vargas Pozos, le agradeció la espera y la oportunidad de poder trabajar, ya que al día le cancelan entre 15 a 20 viajes debido a su condición auditiva.

Durante el viaje, José compartió su historia: su vida es difícil y solo trabaja para comer.

“Me encantaría ahorrar pero solo me ajusta para el taquito”, le comentó a Mario.

Por Mauro Rooms Miranda Ceballos


“hola les quiero compartir una historia que me paso.
el viernes por fortuna o por desgracia perdí las llaves de mi automóvil (los que me conocen saben que siempre me pasa). y justamente tenia una reunión a la cual tenia que acudir. no tenia otra opción que tomar uber para llegar a tiempo, abrí la app y al momento me llego la imagen que les comparto. en la cual me avisaba que una persona con discapacidad auditiva seria mi chófer en ese viaje, me daba la opción de cancelarlo pero decidí no hacerlo, me llego curiosidad de saber que me esperaba y de conocerlo.
la distancia a la que iba estaba solamente a 4 minutos en auto y a 15 minutos caminando. el chófer lucia perdido para poder llegar a mi destino, tardo aproximadamente 10 minutos en llegar (no podía llamarlo para ponernos de acuerdo por obvias razones) al llegar me recibió con una sonrisa y con los ojos un poco cristalinos me dijo “gracias por esperarme y ser tan paciente”. el se veía completamente presentable, con corbata, camisa y super educado. en el coche traia dulcecitos y agua y comenzó a hablarme (habla perfectamente y sin problemas. le pregunte si escuchaba algo y me dijo que no escucha nada pero tiene habilidad para leer los labios o entender señas y asi fue nuestro trayecto. me comenta que diariamente le cancelan entre 15 a 20 viajes por que las personas no quieren que una persona con discapacidad los lleve, no tienen la paciencia. su vida es un poco difícil y trabaja solo para comer “me encantaría ahorrar pero solo me ajusta para el taquito” cuando me dijo eso siendo sincero sentí un nudo en la garganta. y al llegar a mi destino me volvió a dar las gracias por haberle dado la oportunidad de apoyarme.
momentos como esos nos sirven para bajarnos de la nube. y que bueno que se me perdieron las llaves por que si no lo le hubiera aprendido tanto en ese trayecto de 5 minutos. seamos conscientes de los sentimientos de los demás no sabemos si están pasando por un mal día o si sus días son difíciles, no nos cuesta nada apoyar y dar una sonrisa. seamos incluyentes y sobre todo tengamos en cuenta que cualquier personas nos pueden enseñar grandes lecciones. por si se lo topan por favor sean amables y sean pacientes”

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

LEER MÁS  ISSSTE condena dichos de Mireles: lo remite a cursos de ética

Nace el primer bebé de tres padres en México

Mujeres indígenas reciben dinero de más en Bancomer, lo regresan y las acusan de robo