in

El futuro de países en los próximos años

Por Antonio Gershenson |La Jornada

Hace tiempo hemos analizado aspectos del futuro, en especial el crecimiento económico de varios países. Recién se publicaron nuevos aspectos y datos.

En primer lugar, nos basamos en lo publicado por una revista top, Statistics Times.com, con información acerca del futuro de las economías de diversas naciones.

Ya vimos hace aproximadamente un año la diferencia de crecimiento entre unas y otras. Incluso, Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), manifestó que espera que en unos 10 años la institución se cambiaría a la capital china porque sería la mayor del mundo en lo económico.

En esta nueva publicación, se analizan dos formas de relación. La relación tradicional comparando el producto interno bruto (PIB), donde encontramos que en 2019 en Estados Unidos se calcula que tendrá un valor de 7.3 y en China 5.1 del PIB. Como en el primer caso le suponen un crecimiento de 2.5 por ciento y a China de 6.2 por ciento, éste crecerá más que el primer país, cálculo estimado en 10 años, por parte de Lagarde, titular del FMI. En la revista se pronostica que China superará a Estados Unidos en un plazo menor.

Con esa suposición, China podría crecer en 2023, hasta los 37.2 puntos, mientras que Estados Unidos lograría sólo 24.7 para ese mismo año.

Este estudio debemos considerarlo, aunque no se ajusta a los anteriores del FMI, de todos modos, el pronóstico anterior ya apuntaba a una diferencia significativa en el crecimiento económico de ambas naciones. La directora gerente de esta institución ha visitado la capital china, lo cual implica que está tomando en cuenta el pronóstico que ella misma hizo.

México está siendo atacado en la economía por el gobierno de Washington. Gobiernos mexicanos anteriores voltearon hacia el oriente, incluida China, debieron incluir también a India.

En estos días se habla bastante del país de Xi Yiping, pero se habla poco de India, por lo que en seguida abordaré más sobre ésta.

India produce plantas nucleares, que no son como las militares, y que generan electricidad. Son de uranio natural, a diferencia de la mayoría de las de otros países, las cuales son de uranio, que originalmente fueron para uso militar.

El caso de generación de electricidad con uranio en India es la mayor del mundo.

Narendra Modi, gobernante indio actual, ganó la reciente elección del parlamento con 600 millones de votos, es decir, con mayoría absoluta y continuará con el proyecto de desarrollo tecnológico, manteniendo un promedio de 7 por ciento de crecimiento económico anual.

Hace unos años Rusia tuvo problemas para abrir la producción de petróleo en el Ártico, dado que el hidrocarburo en Siberia se agotaba lentamente. India le ayudó a partir de un acuerdo durante una reunión entre ambos mandatarios. Dicho apoyo logró que Rusia aumentara su producción de 10 millones de barriles diarios a más de 11 millones. Por lo que, es ya, el mayor productor exportador de petróleo del mundo.

También, tiene India una gran red ferrocarrilera. Heredó por ser colonia inglesa una red de ferrocarriles con diferentes separaciones entre los dos rieles entre sí. Ahora cuenta con una red de estaciones que puede manejar los trenes en todo el país en una sóla red, a pesar de las diferencias en las medidas de los anchos de los rieles.

En el área de ingeniería espacial, India logró enviar a Marte, un satélite. Estos son algunos unos ejemplos de su capacidad tecnológica.

No sólo China es una economía importante, que debemos tratarla con mucho respeto. De la misma forma, lo debemos hacer con India.

México debe ampliar su horizonte comercial con estas dos naciones y otras más, para no depender de su vecino del norte, como lo hicieron los gobiernos inmediatos anteriores.

[email protected]

LEER MÁS  Cigarros electrónicos desatan misteriosa epidemia; hay 6 muertos y Trump decreta prohibición

“Trump obtuvo tan poco; se rindió fingiendo que ganó”: Premio Nobel de Economía

Detienen a la “Hiena de Guerrero”, mujer que azotó a niña