in

Se inunda estructura del NAIM en Texcoco; dijeron que no pasaría

Una imagen difundida en redes sociales muestra unos pilares de concreto sobresaliendo de una gran cantidad de agua, los cuales pertenecen a la obra inconclusa del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

Los pilares eran parte del tren que conectaría al nuevo aeropuerto con el Aeropuerto Benito Juárez, y su inundación se debe al apagado de un sistema de bombeo, el cual impide la acumulación de agua en el lugar.

El tribunal federal de la Ciudad de México ordenó al Gobierno que se mantuvieran intactas las obras del NAIM el pasado 13 de junio, construcción que lleva alrededor de cinco meses abandonada.

Además del NAIM en Texcoco, se suspendió de manera provisional las obras del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, ya que no existen estudios medioambientales o de seguridad en la zona.

Los 5 errores de Norman Foster en todo el mundo

Pero no nos quedemos en el caso del aeropuerto mexicano, sir Norman Foster, galardonado con el premio Pritzker en 1999​ y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009, ha cometido graves errores en sus obras a lo largo del mundo.

Tan solo el arquitecto e ingeniero civil español, Santiago Calatrava, ha dicho sobre el arquitecto del NAICM que es “un hombre temible” y “un arquitecto mediocre”:

1. El Ayuntamiento de Londres

Como señala Rojas González, la alcaldía de Londres fue diseñada por la firma Foster and Partners, es una estructura redonda de metal y cristal que requiere de una inversión de 140 mil libras (tres millones 510 mil pesos) al año sólo para limpiar las ventanas.

Debido al fuerte uso de cristal en su estructura, el edificio es sumamente ineficiente en términos de consumo de energía; emplea 375 kilovatios hora sobre metro cuadrado cada año, de acuerdo con una evaluación del periódico británico The Guardian.

El edificio no es muy amplio; tiene 45 metros de altura y tres mil ventanas en total, lo que contrasta con el NAICM, que tendrá una extensión de 743,000 metros cuadrados.

2. La Biblioteca Filológica de la Universidad Libre de Berlín

Norman Foster también diseñó la Biblioteca Filológica de la Universidad Libre de Berlín, inaugurada en 2005. Se trata de una semiesfera de paneles de metal y cristal en forma de “cerebro”.

Cuatro años después de inaugurada goteaba por todos lados, señala Rojas González.

El costo de cambiar los empaques de las ventanas, que pierden regularmente su hermeticidad por lo curvo de los paneles, es de 60 mil euros (un millón 300 mil pesos) al año.

La extensión de este edificio es de tres mil 520 metros cuadrados, según datos registrados sobre la estructura.

3. El Puente del Milenio en Londres

Norman Foster también diseñó el Puente del Milenio (Millennium Bridge) en Londres, como una obra para peatones.

Tuvo que ser clausurado tres días después de su inauguración en el año 2000, pues el paso de la gente causaba que el puente tambaleara hasta unos 20 centímetros.

Tras dos años de obras el puente por fin pudo ser transitable.

4. La torre Harmon en Las Vegas

Este edificio, obra de Norman Foster, tuvo que ser demolido antes de su inauguración.

La torre “The Harmon”, en Las Vegas, Estados Unidos, estaba destinada a ser un hotel exclusivo de 49 pisos, pero sus errores de planeación costaron que fuera desmontada hasta los cimientos.

Luego de que se finalizara la construcción de los primeros 15 pisos, en 2008, inspectores de Las Vegas hallaron una mala instalación de la barra de refuerzo por lo que el proyecto tuvo que reducirse a 25 pisos.

La construcción continuó y se estableció su inauguración para el 2010, pero un informe de ingeniería determinó que el hotel podía hundirse sobre el terreno en caso de terremoto.

La obra concluyó y tuvo que ser desmontada pieza por pieza cuatro años después porque, como se hallaba en una zona muy transitada, no podía demolerse con explosivos.

Esto tuvo un costo de 11.5 millones de dólares (alrededor de 220 millones de pesos).

5. La tienda de Apple en Chicago

Una tienda de la cadena Apple, diseñada también por Foster, puso en peligro a la gente que transitaba cerca de ella.

El arquitecto no consideró el clima de Chicago, Estados Unidos, y diseñó el tejado de la estructura en forma de laptop de Apple.

El problema fue que el techo acumulaba hielo y cúmulos de nieve que después resbalaban y podían caer sobre la gente que transitaba la zona, señaló la publicación estadounidense Architectural Digest.

Además de lo anterior, turistas han reportado que las ventanas de la tienda presentan cuarteaduras.

Finalmente, los fracasos y errores de Foster dan la impresión de que diseña sin preocuparse por las condiciones del lugar donde se realizarán sus obras, lo que se traduce en problemas de mala planeación.

Precisamente es el NAICM un proyecto que se ha caracterizado por su mala planeación desde el principio, como señaló el diario británico The Economist.

LEER MÁS  AMLO cumple promesa de reducir costos extravagantes; se reúne con empresarios

Policía Federal llega a acuerdo con autoridades

Consulados en California ofrecen números de emergencia ante sismos