in

Fox, Calderón y Peña Nieto condonaron impuestos a contratistas por más de 2 mil mdp

De 2013 a la fecha, las multas que ha levantado la Secretaría de la Función Pública (SFP) a los proveedores del Gobierno federal que cometieron actos de corrupción y no han sido pagadas, suman más de 2 mil 300 millones de pesos.

Si esta cantidad fuera recuperada, permitiría comprar 45 mil camas para los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en todo el territorio nacional, tomando en cuenta que en 2018 cada una costó 50 mil pesos.

También permitiría la ampliación de las líneas 12 y 9 del Metro de la Ciudad de México, o bien, la remodelación seis veces de los reclusorios federales de la capital mexicana.

Las multas son impuestas por la SFP cuando las empresas infringen las disposiciones de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, con una sanción equivalente a entre 50 y 100 mil veces el salario vigente en la fecha de la infracción.

Si una empresa no ha saldado su multa, su registro queda en el Directorio de Proveedores y Contratistas Sancionados, pudiendo recurrir a amparos legales y, en el proceso, el cumplimiento de la amonestación puede caer en un letargo.

De acuerdo con una investigación publicada por Sin Embargo, luego de revisar mil 806 registros de multas que no se han saldado, se calculó cuánto deben los proveedores del Gobierno federal por prácticas relacionadas con la corrupción de los últimos 15 años.

Durante ese periodo gobernaron los Presidentes Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, así como el actual Andrés Manuel López Obrador.

“Cada uno de estos Mandatarios, en su momento y con su estilo, ofreció programas para abatir la enfermedad de la corrupción, así como reparación de los daños que ha causado. Pero el directorio de la SFP es un muestrario gigantesco de las anomalías que una empresa puede llegar a cometer con tal de ganar un contrato público”, indica, Sin Embargo.

Los motivos de las sanciones pueden variar desde la falsificación de documentos, las mentiras sobre obligaciones fiscales, la presentación de “fantasmas” ante el IMSS, el incumplimiento, el dolo, la negligencia que ha ocasionado muertes y la resistencia a pagar multas.

Un ejemplo de estos casos es la multa que se impuso en 2009 a la Guardería ABC, dentro de la cual, un incendio acabó con la vida de 49 bebés y causó heridas irreparables a otros 79, en una de las más grandes tragedias de México en los últimos años.

A esta guardería se le impuso una multa por un millón 644 mil pesos, de los cuales, la empresa no ha pagado ni un solo peso, de acuerdo con la confirmación hecha por Sin Embargo en el IMSS y la SFP.

Entre las multas encontradas en esta investigación se encuentran casos tan distintos como:

70 pesos que debe Juan Pablo Eguia Sandoval a la Comisión Nacional de Zonas Áridas desde 2006 por trabajos de carpintería que no fueron bien realizados, hasta

Casi 2 mil millones de pesos que establecieron los Gobiernos de Enrique Peña Nieto y AMLO para Constructora Norbertp Odebrecht y Odebrecht Ingeniería y Construcción Internacional de México por presentar información falsa y actuar con dolo.

Acumulación millonaria de multas.

En 2000, cuando Vicente Fox llegó al poder, prometió que acabaría con la corrupción, mediante la pesca de “peces gordos”.

Para ello, incluso creó tres instancias:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF)

El Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales

La Contraloría de la Federación, hoy la Secretaría de la Función Pública

No obstante, al término de su mandato Fox dejó un rezago en multas sin pagar de empresas proveedoras del Gobierno de más de 9 millones 100 mil pesos, debido principalmente a la presentación de datos falsos respecto a las obligaciones fiscales.

Felipe Calderón también prometió acabar con la corrupción, pero en la práctica se centró más en su política se seguridad que implicaba una guerra contra el crimen organizado.

Así, terminó su sexenio con un cúmulo de multas sin pagar por más de 284 millones de pesos, es decir 31 veces más a lo que había dejado Fox.

Luego, durante la administración de peña, éste se centró en el combate a la corrupción para impulsar las reformas estructurales que impuso.

Y sí, la corrupción fue un tema importante durante su mandato, pero no precisamente por combatirlo.

El equipo de la periodista Carmen Aristegui dio a conocer que el mandatario poseía una millonaria mansión con un crédito de uno de sus contratistas, por mencionar sólo uno de los sonados casos.

Así, durante su Gobierno se acumularon más de mil 400 millones de pesos de multas de proveedores sin pagar, es decir, cinco veces más que las de Calderón y 155 veces más que en el sexenio de Fox.

En julio del año pasado, la Presidencia fue ganada por Andrés Manuel López Obrador, quien también prometió que se enfocaría en combatir la corrupción, desde la cúpula del poder, hasta el último ciudadano.

En los siete meses de su Gobierno, el Directorio de Proveedores y Contratistas Sancionados de la SFP ha acumulado multas por cobrar por más de 573 millones de pesos, es decir, 2.5 veces menos que lo dejado por Peña Nieto y dos veces más que lo que dejó Calderón.

LEER MÁS  A partir de hoy los expresidentes se quedan sin pensiones

Ludwika Paleta rompe el silencio y aclara si fue marcada por la secta NXIVM (video)

Integrantes del Cártel de Sinaloa lanzan advertencia a CJNG (video)