in

Padre e hija descubren que no tienen parentesco mientras jugaban con kit de ADN

Una familia de Ohio, Estados Unidos demandó esta semana a un clínica de fertilidad tras utilizar una prueba casera de ADN y descubrir que el padre y la hija de 25 años no están relacionados genéticamente, informa NBC News.

El hombre, Joe Cartellone, relató que el incómodo descubrimiento tuvo lugar a inicios de año tras usar un kit de AncestryDNA con el fin de conocer más detalles sobre su ascendencia italiana. “Nunca hubiera imaginado que el regalo navideño de un kit de ADN casero revelaría un abuso de nuestra confianza”, afirmó Cartellone a los medios, acusando a quienes llevaron a cabo el tratamiento de fertilidad para él y su esposa hace más de 25 años.

Las desagradables sospechas iniciales pudieron ser confirmadas por la familia tras someterse a pruebas adicionales. Estas revelaron que el hombre no era el padre biológico de la joven a quien cuidó por muchos años. Los resultados mostraron que su hija Rebecca estaría relacionada con cinco hombres que nunca había conocido, incluido un extrabajador del hospital donde se llevó a cabo el tratamiento de fertilidad.

Consecuencias devastadoras

La familia considera que las consecuencias emocionales han sido devastadoras. La esposa de Joe debe lidiar con el hecho de que hayan fertilizado su óvulo con esperma de un “completo desconocido y que lo colocaran en su cuerpo”, sostuvo el abogado defensor, Adam Wolf.

Cartellone junto con su esposa e hija han presentado la demanda contra tres instituciones que consideran responsables, el Instituto de Salud Reproductiva, el Hospital Christ, y Proveedores de Fertilidad de Ohio.

Al ser consultado por la demanda, el hospital se negó a revelar detalles de la investigación en curso, mientras que las otras dos instituciones rechazaron tener una conexión con el supuesto incidente.

LEER MÁS  Niños genéticamente modificados (Documental)

Donald y Melania Trump posan sonrientes con bebé huérfano víctima del tiroteo

México gana tercer oro en pelota vasca; ya suma 33