in

¿Qué es el beso blanco y por qué es peligroso?

Lo hemos dicho hasta el cansancio: en cuestiones de sexo no hay blanco y negro. Todo está permitido siempre y cuando los involucrados estén de acuerdo. Sin embargo, hay practicas que por más que estén de moda son peligrosas para tu salud. Este es el caso del beso blanco.

¿Aún no sabes de qué se trata? El beso blanco consiste en practicarle sexo oral a un hombre y una vez que haya eyaculado, guardar el semen dentro de la boca para después, pasárselo con un beso.

Pero antes de animarte a practicarlo, debes saber que el semen puede ser portador de multitud de Enfermedades de Transmisión Sexual. En esta práctica se está expuesto a bastantes riesgos para la salud y no es ninguna tontería. Clamidia, gonorrea, sífilis, virus del papiloma humano o hepatitis B y C, son algunas de las enfermedades a las que te expones practicando el beso blanco.

Además, tiene un alto riesgo de transmisión del VIH cuando el que traga el semen o lo guarda en su boca, tiene heridas bucales, como encías sangrantes.

Los besos blancos son parecidos a tener relaciones sexuales sin protección. Por eso es importante que si vas a practicarlo tomes en cuenta que: no es una buena opción hacerlo con una persona que tenga muchas parejas sexuales y no lo hagas justo después de lavarte los dientes. Puedes haber provocado alguna pequeña herida. También deberías conocer bien a la pareja y mejor si se han realizado exámenes de ETS que aseguren que tiene una buena salud.

Hay que tener claro que cualquier práctica en contacto con el semen, la sangre y el flujo vaginal no es segura si hay alguna herida abierta o mucosa por medio.


Jefe de Metro San Cosme muere al ser arrollado por convoy; sujeto lo empuja

‘Los Machete’, los asaltantes de transporte público que aterrorizan Guadalajara