in

Grupo Sombra interroga y cuelga de puente a sicario del 35-Z en Veracruz, envía advertencia

Un sujeto identificado como “El Jarocho”, sicario del “Comandante Mono”, fue asesinado y exhibido colgando de un puente de Tuxpan.
La célula conocida como Fuerzas Especiales Grupo Sombra difundió un video donde interroga a un hombre, miembro de “Los 35-Z”, a quien después asesinaron y colgaron de un puente en Veracruz.

En la grabación, sujetos encapuchados le preguntan a el preso, identificado como “El Jarocho”, a qué se dedicaba en el grupo criminal, el cual salió de “Los Zetas”.

Personal de la Unidad Integral de Procuración de Justicia realizó el levantamiento del cuerpo para ser trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) local.

Hechos ocurridos a una semana de la salida del ahora ex fiscal Jorge Winckler quien anda a salto de mata por el riesgo que corre su vida y la de su familia, esto luego de quedar sin personal de seguridad.

¿Quién es el Grupo sombra?
Formados en el primer semestre del 2017, el Grupo Sombra llegó para quedarse en Veracruz. Establecidos en municipios como Tuxpan, Poza Rica, Coatzintla y Tihuatlán, los narcotraficantes amenzaron a policías y delincuentes por igual: “nadie se puede meter en nuestros territorios”, señalaron.

La agrupación, que se integró por miembros del Cártel del Golfo, recrudeció la violencia al norte de la entidad, pero al mismo tiempo protegió al pueblo. Cuentan, que en la Navidad del 2017, en ciudades céntricas como Tuxpan y Poza Rica, camiones y combis sin rotular, repartieron cenas y bebidas a nombre de las “Fuerzas Especiales Grupo Sombra”.

La historia fue casi similar en octubre de 2018, cuando a los damnificados por las lluvias de distintos municipios de Veracruz, les entregó una paca de ropa acompañadas del mensaje: “Esto es para la gente de nuestro pueblo. No están solos, estamos con ustedes” . Atentamente, Grupo Sombra”, se leía.

La decapitación de “la comandanta Paty”
En 2018, el Grupo Sombra, protagonizó una de las escenas más violentas relacionadas con el narcotráfico. Se trató de la decapitación de “la comandanta Paty”, a quien identificaron como responsable de planificar secuestros en distintos municipios de Veracruz para el Cártel de Los Zetas.

Tras interrogarla y golpear la,los encapuchados con chalecos antibalas que llevan las siglas FEGS (de Fuerzas Especiales Grupo Sombra, agrupación dal cártel del Golfo), no tienen piedad.

Durante el interrogatorio, la responsabilizan de planear secuestros en distintos municipios de Veracruz y en San Luis Potosí. La mujer, por su parte, afirma que no se arrepiente de ninguna de sus acciones y confirma que trabaja para Los Zetas.

“Con el Grupo Sombra no van a jugar, mucho menos a hacerse pasar por uno de nosotros”, asevera uno de los presuntos integrantes de las FEGS.

La Alianza con ‘El Marro’
Una mujer fue decapitada y sus restos fueron localizados en un camino del municipio de Irapuato, en el estado de Guanajuato. Junto al cadáver, autoridades encontraron una narcomanta con un un mensaje en el que el Grupo Sombra se adjudica el ataque y revela que opera para José Antonio Yépez, “El Marro“, líder huachicolero del Cártel Santa Rosa de Lima.

Según lo que se leía en el narcomensaje, la mataron porque a decir de los sicarios del Grupo Sombra “halconeaba” para el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho” o “El Señor de Los Gallos” en dicho municipio.

La cabeza de la mujer fue localizada debajo del puente de Malvas y la parte restante del cuerpo fue hallada varias millas más adelante a la altura de la entrada a una colonia conocida como El Carrizalito, en el municipio de Silao.

En la narcomanta, el Grupo Sombra además amenaza a las demás mujeres que operen para el CJNG en la zona y les dicen que les pasará lo mismo si no dejan de hacerlo.

Ellos son ‘Los 35-Z’… el sanguinario cártel que atemoriza Veracruz y es rival del Grupo Sombra
En los primeros días de enero de este 2017, una serie de mantas fueron colgadas en escuelas y puentes peatonales de la ciudad de Xalapa, Capital del Estado de Veracruz, para anunciar el arribo a esa zona de la banda de los 35-Z, una agrupación emanada del Cártel de los Zetas en el norte de la entidad veracruzana.

En semanas posteriores a esos hechos, crímenes como el cobro de piso, la extorsión y los delitos del fuero común fueron al alza hasta culminar con el asesinato de cinco comerciantes, lo que obligó a las autoridades locales a intervenir con toda la fuerza.

El domingo 13 de agosto de 2018, el Gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares confirmó que la agrupación los 35-Z operan en Xalapa, y los hizo responsables de los últimos homicidios suscitados en el municipio, sede de toda la burocracia de la administración estatal.

Las autoridades del Grupo de Coordinación Veracruz, que incluyen a Policía del Estado, municipales, de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Marina-Armada de México, ofrecieron una recompensa por un millón de pesos por la captura de tres de los principales cabecillas de esa organización criminal, en la capital.

Desde entonces, se busca a José Antonio Granda Sosa, alías el Ricolino o el Tricoy; a Armando González Soto u Honorio Sedeño Gómez y Rafael Hernández Zayas, alías el Mara.

La búsqueda de esa agrupación derivó de la detención de Josué “N”, alías el Manitas, quien junto con los tres anteriores conformaban la peligrosa célula de criminales.

¿Cómo nacen los 35-Z?
Desde el 2016, medios de comunicación informaron sobre la aparición de mantas colgadas en sitios públicos en ciudades como Tuxpan, Poza Rica y Papantla, en el norte de Veracruz, atribuidas al Cártel de los Zetas.

En ellas, ese grupo delincuencial advertían sobre la aparición de un nuevo “mini cartel” llamados los 35-Z, dedicados al secuestro, robo y cobro de piso o extorsión.

Expertos consultados por este medio, detallan que esa nueva agrupación es una fracción de Los Zetas que operaban en la ciudad de Poza Rica, pero que se fragmentó con la detención en el estado de Hidalgo de Ciro González, alías el “puchini”, jefe de plaza en todo Veracruz.

Con su reclusión en un penal, sus secuaces se dividieron en dos grupos, “Los Puchini” y “Los 35-Z”, liderados por dos sujetos apodados el Güero Lee y El Negro Gallero.

Éstos últimos, tomaron el control de todo el norte del estado de Veracruz al abatir en un enfrentamiento al “comandante 500”, quien había quedado a la cabeza de “Los Puchini”.

En las últimas semanas, ese grupo delincuencial ha expandido su influencia en la zona centro de la entidad veracruzana, crecimiento ligada a varios hechos de violencia en la región.

El domingo 13 de agosto, Yunes Linares informó que ya detuvieron a un sujeto apodado “El 50”, quien era jefe de plaza de los 35-Z, no sólo en Poza Rica, Papantla y Tuxpan, también en otros cuatro estados de la República Mexicana.

La detención del 50
El pasado 13 de agosto de 2018, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares informó que el empresario Sergio Juan Tremari Graya fue asesinado el pasado 3 de agosto por error, puesto que el sicario buscaba matar a un vigilante del bar “La Bamba”, sin embargo como ambos vestían de negro, fue confundido y asesinado.

El Gobierno de Veracruz ofreció 1 millón de pesos por otros tres delincuentes pertenecientes al cartel 35 Z, relacionados con el caso.

En rueda de prensa dijo que a partir de una eficaz labor de inteligencia, se logró identificar al autor material de este crimen, Andrés N, alias “El cinco”, quien ya era investigado y se le identificó como autor material de este crimen.

Al presentar un video del día de los hechos, se observa a este individuo acercarse al sitio del homicidio, con una cartulina en las manos, que fue la misma que dejó sobre el cuerpo consumado el crimen, y bajo la cual portaba un arma.

“Este individuo era el principal cabecilla de la banda “35 Z” en Poza Rica, Andrés N., ya detenido”.

El mandatario agregó que este sujeto era el jefe de sicarios de dicha banda delictiva en la zona norte del estado y con base en Poza Rica, Tuxpan y Papantla, y encargado de cobrar derecho de piso a empresarios de la región y su mando superior era Ricardo N, alias “El cincuenta”, quien ya está detenido y fue el autor intelectual de este crimen.

“Es muy importante señalar que este individuo, el 50, no solo fue el autor intelectual del crimen que ya nos hemos referido, sino que es el jefe más importante de la banda 35 Z, no solo de Veracruz sino de cuatro entidades federativas, ha caído y nos da mucho gusto informar a los habitantes de Poza Rica que fue detenido quien aterrorizaba a la población de esa zona”.

Añadió que, en sus declaraciones, Andrés N., relató que Ricardo N. le ordenó matar a una persona de negro que era el vigilante del lugar, “desafortunadamente el señor Tremari que no tenía nada que ver con actividades delictivas vestía el mismo color de ropa y se encontraba a las afueras de este bar”.

Con ambas detenciones, se encuentran tras las rejas siete integrantes de dicha banda delictiva: Maurilio N., alias “El piedras”, lugarteniente de Ricardo N; Miguel N., Luis Manuel N, Jorge N y Luis N.

Actualmente, Los 35-Z disputan la plaza de Veracruz entre otros 7 grupos, entre ellos, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Zetas, Los Zetas Vieja Escuela, Los Zetas Sangre Nueva, Grupo Sombra, y el Cártel del Golfo.

Su principal rival es el Grupo Sombra.


AMLO rechaza que se vaya a reelegir en 2024

En octubre instalarán antenas para cubrir de internet a los pueblos más marginados