in

Las batallas del CJNG que tienen a México en llamas

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) libra cruentas batallas en diversos estados del país, con la intención de expandir su control en la manufactura y el tráfico de drogas sintéticas como son la metanfetamina y el fentanilo, así como en el secuestro y la extorsión.

Para ello, el cártel liderado por Nemesio Oseguera “El Mencho” enfrenta no sólo a sus enemigos y al gobierno, sino incluso a ex amigos quienes de alguna manera, le han hecho más daño.

De acuerdo con informes de inteligencia del gobierno mexicano y estadounidense, el Cártel Jalisco Nueva Generación es uno de los seis cárteles más peligrosos de México, así como uno de los cinco grupos delictivos transnacionales más peligrosos del mundo. Sus métodos de intimidación y terror han sido comparados con los del Estado Islámico.

El CJNG tiene presencia en los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Puebla, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Jalisco, Tamaulipas, Colima, Michoacán, Morelos, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Veracruz, Estado de México y Ciudad de México; pero en al menos 5 de ellos, la lucha por el control absoluto ha derivado en actos verdaderamente atroces que han dejado decenas de muertos.

Michoacán

El Cártel Jalisco Nueva Generación se abre paso a sangre y fuego por el control de Michoacán. Las disputas principales en esta entidad son con el cártel de Los Viagra y con las autodefensas del municipio de Tepalcatepec encabezadas por Juan José Farías Álvarez, alias “El Abuelo”.

Este territorio, ubicado en la costa occidental de México, es uno de los principales puntos de producción y distribución de drogas, en especial de las metanfetaminas y otras sustancias sintéticas, aunque durante los últimos años, además, han proliferado la extorsión, el cobro de piso y los secuestros. También forma parte de la Tierra Caliente y cuenta con uno de los principales puertos marítimos (Lázaro Cárdenas), por lo que su importancia para el crimen organizado es prioritaria.

El encarnizado enfrentamiento entre Los Viagra, liderado por Nicolás Sierra Santa alias “El Gordo” ex líder de las autodefensas y el Cártel encabezado por “El Mencho” ha dejado decenas de muertos en el estado, pero alcanzó su punto máximo el pasado 09 de agosto cuando el CJNG se atribuyó el asesinato de 19 personas, presuntos miembros de Los Viagras, cuyos cadáveres fueron abandonados en tres zonas del municipio de Uruapan.

Algunos los dejaron colgando en puentes, otros fueron encontrados desmembrados. La noticia trascendió incluso a nivel internacional.

Tras los hechos, no se reportaron personas detenidas.

Guanajuato

Desde hace ya varios años, el estado de Guanajuato vive una violencia sin precedentes, generada principalmente por los cárteles del narcotráfico, que también se dedican al secuestro, la extorsión y al robo de combustibles.

La violencia se ha recrudecido debido a la disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Santa Rosa de Lima, liderado por José Antonio Yépez Ortiz “El Marro” el cual se dedica principalmente al robo de combustible, conocido como “huachicoleo” y a la extorsión.

La enemistad entre ambos grupos delictivos surgió desde 2017, pero en las últimas semanas los enfrentamientos armados por el control de la zona denominada El Triángulo de las Bermudas (Guanajuato) han teñido de rojo a la entidad.

Aunque “El Marro” lleva una década dedicado al robo de combustible (en las ciudades de Apaseo El Grande, Salamanca, León, Irapuato y Celaya, así como la pequeña población de Santa Rosa de Lima, cuyo nombre tomó la célula), cobró notoriedad en octubre de 2017, tras enviar una fuerte advertencia al CJNG. En un video los maldice y los conmina a mantenerse fuera de Guanajuato.

Desde entonces, la sangrienta guerra entre ambos grupos ha disparado la violencia en la entidad, lo que lo ha convertido en el estado con el mayor número de homicidios dolosos.

Durante el primer trimestre de este año, Guanajuato registró 947 asesinatos. En el 2018 ocurrieron 2,367 homicidios.


Enfrentamiento entre policías y delincuentes deja una persona sin vida

Calderón felicita a AMLO por dejar a militares que actúen en legítima defensa